29 Abril, 2017

Ultimas noticias
  • Informate con EL CACTUS, NOTICIAS DEL OESTE | www.elcactus.com.ar

Descolonizándonos

Descolonizándonos

Por Maximiliano del Rio* |

“La historia la escriben los que ganan eso quiere decir que hay otra historia” es una frase que nos interpela e invita a reflexionar sobre nuestro pasado.

En estos días recordamos uno de los momentos más importantes de la historia de la humanidad: la llegada de los europeos al continente americano. Este hecho, junto a la posterior conquista y colonización de estas tierras modificó el destino de millones de personas.

Y en este choque hubo claros vencedores, que contaron la historia a su manera: ellos “Descubrieron” este “Nuevo Mundo”, lo “civilizaron” y lo “evangelizaron”. Incluso importantes pensadores, tanto europeos como criollos, justificaron la crueldad de la conquista, Friedrich Hegel, por ejemplo aseguró que “los aborígenes americanos son una raza débil en proceso de desaparición. Sus rudimentarias civilizaciones tenían que desaparecer necesariamente frente a la llegada de la incomparable civilización europea”. Incomparable, indescriptible diría, fue la crueldad europea durante los siglos de dominio sobre los otros continentes, pensemos no solamente en los pueblos originarios de nuestro continente sino también en los millones de esclavos africanos traídos a América.

El racismo colonial que exaltaba la superioridad de los conquistadores y la “limpieza de sangre” como valor supremo fue uno de los ejes en las estructuras de dominación colonial  y fue aceptada muchas veces por los propios grupos colonizados y despreciados.

En los años posteriores a la independencia esta situación no cambió demasiado ya que fueron la elites criollas las que mantuvieron, en beneficio propio estas estructuras de dominación.

Incluso nuestro maestro de maestros, Domingo Faustino Sarmiento no dudaba en afirmar que el indio y el gaucho eran sinónimos de atraso “Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar (…) su exterminio es providencial y útil…” decía, sin ponerse colorado, el padre de la educación argentina.

Y durante décadas esta mirada despectiva hacia las culturas originarias y de admiración por Europa fue la que predominó en las escuelas del país. Sin dudas la “historia oficial” se ponía en marcha.

No debemos olvidar otro episodio triste de nuestra historia, la mal llamada “conquista del desierto”,  un desierto habitado y ocupado por pobladores que obstaculizaban la inserción de la Argentina al mercado mundial como productora de materias primas. No es un dato menor que millones de hectáreas quedaran, luego de este genocidio planificado, en manos de pocas familias de la aristocracia terrateniente vernácula.

Y más triste aún es que el actual Ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, reivindique este hecho.  Es la versión de los vencedores otra vez, es Prat Gay pidiendo perdón en España, es Macri hablando de su admiración por Roca o mencionado el sentimiento de  angustia de los hombres de la independencia frente al rey, es el matrimonio Vidal-Tagliaferro cuestionando a una docente por hablar del genocida Roca frente a su hija. Es el pensamiento colonizado en distintos ámbitos.

En fin, los países colonizados debemos lidiar con esta pesada herencia que es el relato de los vencedores. Pero es importante desde distintos lugares revisar esos relatos, investigar y difundir las otras miradas de la historia, la de los vencidos. Por ejemplo, haber realizado el monumento a Juana Azurduy y emplazarlo donde se encontraba el de Cristobal Colón fue un paso adelante en ese proceso descolonizador. Seguir luchando por la creación del monumento a la mujer originaria es otro de los pasos que debemos dar a pesar de los palos en la rueda que el actual gobierno siga colocando.

El domingo pasado pude participar de un evento cultural titulado “Descolonizándonos”, realizado en la Plaza Alsina de Villa Sarmiento, Morón. Allí entre charlas, exposiciones, libros, música y comidas, muchxs pudimos seguir reflexionando y revisando los relatos oficiales de nuestra historia y así lograr tener más herramientas para, como afirma Marcelo Valko desenmascarar que “en esta historia del Descubri-miento hay más Mientos que Descubris…”.

 

*Maximiliano del Rio. Profesor en Historia. Integrante de la Asociación Cultural Sanmartiniana de Morón y del Instituto Histórico Belgraniano de Ituzaingó. Co-autor del libro “Bicentenario de la independencia argentina”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados