19 Octubre, 2017

Ultimas noticias
  • Informate con EL CACTUS, NOTICIAS DEL OESTE | www.elcactus.com.ar

El Indio en Olavarría | Una tragedia, muchas sospechas

El Indio en Olavarría | Una tragedia, muchas sospechas

Por @ZuranoG |

El domingo 5 de marzo, el periodista Marcelo Figueras (biógrafo del Indio) publicó en su Facebook un mensaje que habría salido del propio cantante: “Cuiden a quien tienen al lado. Este es un momento especial. Hay intereses oscuros que con pocos miembros pueden alterar la fiesta”.

Cierta gente de mierda (debería puntualizar: PODEROSA gente de mierda) se regodearía si alguien sale lastimado. No le demos el gusto”.

UN ÚLTIMO SECUESTRO, NOHago mías las palabras de un amigo dilecto, referidas a la inminente fiesta en Olavarría. "…

Posted by Marcelo Figueras on domingo, 5 de marzo de 2017

Un vecino de Castelar que concurrió a la misa ricotera, nos cuenta su experiencia y las cosas que le llamaron la atención del trágico desenlace.

Rodrigo tiene 33 años y fue a casi todos los recitales del Indio. Nos cuenta que al principio del show el artista volvió a repetir aquel mensaje: “En la segunda canción el Indio dijo ´chicos cuídense porque hay gente poderosa que nos quiere perjudicar´, me pareció rarísimo que el Indio diga eso”.

En cuanto a la organización, si bien había gente con chalecos de seguridad en las 15 torres de sonido y a los costados del predio unas luces indicaban la presencia médica, son muchos los que aseguran no haber visto carpas del SAME, ni de Defensa Civil, así como tampoco bomberos, o incluso coordinadores guiando a la gente.

Hasta el propio cantante se preguntó dónde estaban, según relata Rodrigo: “El Indio en un momento empezó a preguntar  ´dónde están los bomberos y defensa civil´, y dijo ´no ven que hay gente en el piso que no se puede levantar, sáquenlos´”.

La capacidad del lugar nunca desbordó, este vecino desmiente las versiones que hablan de eso y aclara que si bien había muchísima gente y otra gran cantidad que ingresaba sin entradas, él estuvo en el medio del predio y en todo momento se pudo mover con tranquilidad: “Yo estuve al lado de la torre 3 (NdR: a metros de la cabina de sonido) y la verdad que estaba re tranquilo, había espacio y no estábamos hacinados”.

En lo referido a los accesos y egresos, se pudo ver una gran desorganización: “Desde Azul hasta Olavarría tardamos 3 hs. y hay aproximadamente 20 km. Había una sola calle de acceso”, y “en lo que fue la salida, se armó un embudo porque el pasillo del predio medía como 300 metros pero desembocaba a una calle normal que mide 50”.

El tratamiento que le dieron la mayoría de los medios al tema, puede ser calificado de irresponsable como mínimo y en algunos casos se huele el ensañamiento con un fenómeno social y cultural que nunca les cayó bien.

En ese sentido, a la 1.30 de la mañana con el recital apenas terminado, la agencia estatal Télam, emitía un cable donde hablaba de “al menos 7 fallecidos”. El dato estaba respaldado en un mero rumor ya que la agencia de noticias no había enviado corresponsal, y ese cable fue legitimado y reproducido por numerosos medios.

Infobae, el portal que dirige Daniel Hadad, hablaba de: “Al menos 10 muertos”  y respaldaba su información en “su cronista que escuchó el dato de boca de un camillero”.

Esta muestra de irresponsabilidad, y sobre todo de celeridad periodística, confrontada con lo que venían advirtiendo desde el propio entorno del Indio, deja bastante que pensar.

Se está tergiversando mucho todo”, nos dice Rodrigo, el vecino de Castelar: “yo estaba a 30 cuadras de mi micro y cuando llegué, el que trabajaba con la empresa que viajé ya decía que ´había 14 muertos, acuchillados y enfrentamientos con la policía´; eso me llamó la atención porque cómo podía llegar tan rápido esa información y yo que había estado ahí no había visto nada. No hubo desmanes ni saqueos, ni enfrentamientos con la policía. Nada”.

Lo cierto es que hay dos personas muertas y otras que se encuentran hospitalizadas. La magnitud del show es única en el mundo y se había realizado anteriormente sin que se tuvieran que lamentar víctimas. “Volvimos todos muy mal porque se sabía lo de las dos personas muertas”, concluye Rodrigo.

Se viene una semana de escuchar y leer demasiadas teorías, versiones, hipótesis. Aparecerán sin duda muchos especialistas y demasiados promotores del orden que nos dirán grandes cosas desde las pantallas y por las radios. Pero esa sensación de que todo fue muy raro, de que no había clima para que pasara lo que pasó, de que algo más se está escondiendo en todo esto; esa sensación seguirá estando en muchos, hasta que se sepa la verdad.

Artículos relacionados