24 Septiembre, 2017

Ultimas noticias
  • Informate con EL CACTUS, NOTICIAS DEL OESTE | www.elcactus.com.ar

No cierran los números | Rechazaron la rendición de cuentas 2016 de Tagliaferro

No cierran los números | Rechazaron la rendición de cuentas 2016 de Tagliaferro

Por Santiago González |

El oficialismo de Morón debía someter a consideración del Concejo Deliberante sus cuentas del año 2016 y obtuvo un rechazo rotundo. Los concejales cuestionaron la subejecución en muchas áreas y el abuso de la “caja chica”.

Los bloques opositores del Frente Para La Victoria, el Partido Socialista y el Frente Renovador votaron en contra de la rendición.

Los puntos más criticados fueron la subejecución en las cartera de Seguridad Ciudadana, Empleo y Economía Social, Salud y en lo que refiere a programas sociales que sufrieron recortes.

 

En el área de Seguridad Ciudadana, la gestión de Tagliafero había presupuestado 122 millones de pesos, sin embargo soló destinó 66 millones, lo que refleja un uso del 50% de lo previsto y menos de lo destinado en el año 2015.

En ese sentido, durante la sesión el presidente de bloque del FPV, Hernán Sabbatella subrayó: “Creemos que no hay un plan de seguridad, hay acciones espasmódicas, marketineras, pero no hay políticas de seguridad; no lo digo yo, lo dicen las estadísticas”.

“Este gobierno de Tagliaferro, le dice a los vecinos con publicidad engañosa por los medios de comunicación que triplicó el presupuesto en seguridad. Pero gastó sólo 66 millones, la mitad de los 122 millones aprobados y un millón menos que la gestión de Lucas Ghi en 2015. Dice que invirtió el 10% del presupuesto total en Seguridad y en realidad sólo invirtió el 2%”, sentenció Sabbatella.

Por su parte el jefe de bancada del Frente Renovador, Jorge Laviuzza se refirió al mismo punto y dijo: “Nosotros le dimos un crédito de $146 millones para que lo gastaran en Seguridad Ciudadana, le votamos la emergencia para todo lo que nos dijeron que iban a hacer pero no se ha hecho y se ha gastado menos del 50% de lo que se había planteado en un área tan sensible como es la seguridad”.

El concejal massista Martín Marinucci, a su vez dijo que “se hace muy difícil cumplir con el rol de controlar cuando no contamos ni con la documentación adecuada ni con el tiempo que debemos contar para analizar un expediente así”.

En tanto el socialista Favio Martínez coincidió en la misma crítica contra la gestión macrista de Morón.

La oposición hizo principal hincapié en la falta de planificación por parte de gobierno municipal y en la falta de capacidad para administrar los recursos del municipio.

También existieron irregularidades en el área de Prensa y Comunicación Institucional, donde según remarcaron desde el FPV “se llegaron a gastar 480 mil pesos por un spot publicitario en el canal Crónica TV, que nunca salió al aire”. Además de los escandalosos sobreprecios que el gobierno local le paga al grupo Clarín por la publicidad en el suplemento local y que salieron a la luz a raíz de una investigación de este medio.

Ver también: Sobreprecios | El gobierno le paga a Clarín… 

Otro punto que estuvo bajo la lupa y fue clave en este rechazo de las cuentas municipales es el SAME, donde el gobierno subejecutó un 77% de lo presupuestado: 37 millones había previsto para dicha área, de los cuales sólo utilizó 28 millones.

Algo similar a lo sucedido con los centros de día y el área de niñez y adolescencia, donde se dejaron de desarrollar talleres de prevención y de inclusión.

Pero esto no fue todo. En lo que refiere a la segunda etapa de la obra del Hospital Municipal el Municipio tenía 65 millones presupuestados pero sólo ejecutó 2 millones, es decir el 3%.

Las políticas habitacionales no fueron la excepción y allí también se denunció la mala administración de la gestión de Tagliaferro, que ejecutó sólo el 21%; esto es 6 millones de pesos de los 29 asignados.

No llamó la atención por este “clima de época”, cuando en el recinto se demostró que durante 2016 no había nada presupuestado para el área de Derechos Humanos.

Caja chica ejecutada al 100 x 100

Donde no hubo subejecución fue en las denominadas “cajas chicas” de los funcionarios macristas de Morón. Por ejemplo, la del jefe de gabinete, Carlos “Charly” Rebagliatti registra, de los 12 mil pesos asignados para gastos varios de oficina, más de 9 mil pesos gastados en almuerzos y cafetería.

El caso de la caja chica correspondiente a la UGC N° 2 de Haedo fue el más llamativo, ya que aparte de combustible para los autos de los funcionarios, estacionamiento, almuerzos y cenas, figuraba una “trenza de salmón”; dato que causó algo de gracia en la sesión, aunque habla de la falta total de control sobre los gastos del municipio.

 

Artículos relacionados