13 julio, 2020

Staff | Contacto
Ultimas noticias
  • Informate con EL CACTUS, NOTICIAS DEL OESTE | www.elcactus.com.ar

Jaime Perczyk | “No es posible calidad si no es para la mayoría y no es posible la inclusión si no hay calidad”

Jaime Perczyk | “No es posible calidad si no es para la mayoría y no es posible la inclusión si no hay calidad”

Por Gonzalo Zurano y Nicolás Barrios |

El ex Secretario de Educación bajo la gestión del ministro Alberto Sileoni ahora afronta un gran desafío al frente de la Universidad Nacional de Hurlingham, en pleno conurbano. En una entrevista para El Cactus – Noticias del Oeste destaca el trabajo social que viene haciendo la casa de altos estudios, preponderando la labor académica: “tenemos la obligación de investigar y producir conocimiento en relación a la necesidad que tiene nuestro país”, dice.

 GZ- ¿Cómo es en tu experiencia, arrancar “de cero” en una universidad que está naciendo en el conurbano bonaerense? 

Es una tarea apasionante, es muy emocionante poder construir una universidad de cero. Cuando nosotros llegamos teníamos dos cosas: una ley y una resolución de designación. Sobre eso tenés que pensar todo.

Las carreras no podés decidirlas sobre lo que te parece ese minuto porque los primeros egresados los vamos a tener en años. Entonces tenés que pensar en lo que viene, pensar en las vocaciones de los jóvenes, pensar en las deudas de la zona.  A su vez tenés que pensar donde va a funcionar la universidad, las aulas, los edificios, el laboratorio. La normativa de la universidad, el estatuto, los reglamentos. Todo eso es muy motivador, emocionante.

Al mismo tiempo comenzás a conocer a los futuros estudiantes, a las familias, aparecen las dudas, las certezas. Todo eso convive con vos. Hay algunos que no lo resisten.

GZ- ¿Por qué decís que no lo resisten?

Te lo pongo en un continuo de universidades: la Universidad de Córdoba, 400 años y nos tenés a nosotros, un año y medio. En el medio tenés la UBA, casi 200, la del Litorial, casi 100, tenés un continuo de fechas. En la Universidad de Córdoba hay poca incertidumbre, la universidad está hecha, hay cambios, mejoras, pero va sobre rieles. Acá había que construir los rieles. Eso es muy apasionante.

NB- ¿En la actualidad cuántos alumnos están cursando?

Nosotros tenemos más de 2500 estudiantes en siete carreras: tres de formación científica, tres de educación y una de salud comunitaria.

NB – ¿Sentís que la presión es doble por haber comenzado recién y por haber ocupado un importante lugar en la gestión kirchnerista?

No, a mí no me molesta. Yo creo que tenemos que responder ante esa mirada y demostrar que podemos hacer la mejor universidad, lo tenemos que poder hacer. Nosotros tenemos una posición que es que la inclusión y la realidad no van separadas. No es posible calidad si no es para la mayoría y no es posible inclusión si no hay calidad. Nosotros tenemos la posibilidad de demostrar acá que eso es posible. Que es posible formar buenos ingenieros y que no tengamos un filtro en la primera materia, produciendo una selección que no tiene que ver con la ingeniería sino que tiene que ver con necesidades que necesitan otro discurso. Nosotros tenemos que demostrar que nuestros alumnos pueden aprender análisis matemático, de tecnología, química, técnicas analíticas instrumentales, ser buen biotecnólogo y además provenir de cualquier sector social y además entender que se recibieron en un país en el que ellos se esforzaron pero que muchos otros hicieron algo para que ellos puedan estudiar. Eso lo tenemos que demostrar en actos.

GZ – Hace un tiempo dijiste que el kirchnerismo había roto esa dicotomía entre la inclusión y la educación. ¿La educación formal ya no sólo es para los que están incluidos sino que cumple ese rol de incluir?

Es lo que nosotros tenemos que poder hacer, si no es una cuestión meramente discursiva o académica. Nosotros acá tenemos la oportunidad de demostrar que podemos pensar en los estudiantes, que el centro de la universidad no es la norma ni los profesores. El centro de la universidad son los estudiantes y son las necesidades de aquellos que ni siquiera piensan que pueden pasar por la puerta de la universidad, o sea, ni siquiera te estoy diciendo los que quieren y no pueden. Los que ni siquiera ven que esto es para ellos. Ese es el centro.

GZ – En este sentido realizan un trabajo especial para el afuera…

Nosotros tenemos un laburo para afuera, muy fuerte. La Universidad tiene que hacer mucha extensión, tiene que hacer mucha investigación. Nosotros tenemos la obligación de investigar y producir conocimiento en relación a la necesidad que tiene nuestro país, nuestra provincia, nuestra región. A nosotros nunca nos van a escuchar decir que tenemos  problemas porque la educación secundaria es mala. Nosotros tenemos los problemas que tenemos. Yo tengo que formar ingenieros igual, aunque en la escuela no le hayas enseñado. ¿Qué hago? ¿Le digo volvé a la escuela? ¿O hago malos ingenieros?  No, me tienen que salir.

Y además el 50% de los profesores que trabajan en la escuela argentina se forman en la universidad argentina. Entonces, ¿cómo la universidad argentina dice que el problema es de la secundaria si los que forman en las escuelas están formados en la universidad? Es una cosa que no tiene lógica. Una cosa es la escuela, ¿Hay que mejorarla? Estamos de acuerdo, pero nosotros tenemos obligaciones desde la Universidad y no podemos mirar para otro lado.

UNAHUR AULA          UNAHUR COMPUTACIÖN

 

GZ – Se vio en la última década y un poco más atrás también, primeras generaciones de universitarios. ¿Creés que ése es el desafío de la UNAHUR?

Nosotros tenemos primera generación de chicos y primera generación de adultos. Acá tenemos familias, o sea, viene el padre y viene el hijo. Tenemos familias que la madre estudia enfermería y el hijo biotecnología. Son dos escaleras de ascenso social, pero tienen obligaciones académicas sobre las que no renunciamos. Nuestros estudiantes tienen que ser buenos profesionales, tienen que aprender a investigar, tienen que tener amor a la patria, tienen que entender que tienen responsabilidades con el resto de la sociedad.

Además tenemos que enseñarles cosas que por ejemplo los que van a la UBA se lo enseña la familia. Nosotros tenemos una materia que es Introducción a la Vida Universitaria, donde nosotros les enseñamos a nuestros alumnos qué es regular, que es libre, que es promovido, que es aprobado. Cuando nosotros les contamos a nuestros estudiantes que a las materias hay que inscribirse, al principio no lo entienden. Acá eso tenés que enseñarlo, eso en la UBA o en La Plata no te lo enseña nadie, es parte de la dinámica.

De la misma manera que los profesores tenemos derecho a saber qué aprendieron nuestros estudiantes, por eso tomamos parciales y finales, los estudiantes tienen derecho a saber qué pensamos de sus producciones. Los profesores lo tenemos que enseñar, los alumnos lo tienen que aprender. Eso tiene que ser parte de la vida.

GZ – ¿Y ese rol social del que hablás te tocó en un momento distinto al que creías cuando salió la Ley que creaba la Universidad?

Si por supuesto, es otro escenario y son otras las discusiones. La Universidad tiene vida, tiene existencia y hay que dar esas discusiones en el escenario que nos toca, seguramente más complejo pero hay que hacerlo igual.

GZ- ¿Crees que la UNAHUR está llamada también formar políticamente, a generar espacios de discusión política?

Si, totalmente, en todas las etapas. En la universidad uno aprende cuál es su visión de nación. En la universidad tienen que aparecer esas voces de discusión y análisis crítico de la realidad. Nosotros creemos que la universidad es universal, salvo la patología, los demás tienen que estar todos adentro. Acá tenemos estudiantes que ya se organizaron, ya van a discutir y eso me parece que es parte de la vida de la universidad, es parte de lo que aprendés.

Ya hay Centro de Estudiantes hay elecciones la primera semana de septiembre.

 

UNAHUR     UNAHUR PLACA

 

NB – ¿Y eso lo ves como algo fundamental y que hay que promover para la vida universitaria?

Por supuesto, nosotros creemos que ellos tienen que organizarse para reclamar lo que a ellos les parece que hace falta. Obviamente nosotros vamos a estar delante de todo eso, vamos a tratar de que no haga falta nada.

GZ- ¿Cómo es la relación con las autoridades nacionales, municipales?

Es una relación institucional con el Ministerio de Educación, lo mismo con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, con el CONICET. Y ahí tenemos discusiones como en todos lados, nosotros vamos a defender la posición y las necesidades de nuestra universidad.

GZ – ¿Cómo imaginás tu camino o tu huella por la UNAHUR?

A nosotros nos gustaría dejar la idea de que dejamos los cimientos para la mejor universidad, pero la mejor en el sentido de que quien formó los mejores profesionales, quien dejó las mejores huellas, quien dejó la idea de que en nuestro país vale la pena vivir, de que nuestro país vale la pena cambiarlo, que hay un destino, que tiene que haber un esfuerzo y ese esfuerzo está acompañado de muchos otros que en vos depositan anhelos y proyectos.

* Además de Secretario de Educación, Perczyk se desempeñó como Vicepresidente del Directorio de Educ.Ar Sociedad del Estado. Antes fue Jefe de Asesores de Gabinete del Ministro de Educación (2009-2011) y Director Nacional de Políticas Socioeducativas (2007-2009).

Es especialista en Ciencias Sociales y Humanidades por la Universidad de Quilmes (2010), Licenciado en Educación Física por la Universidad Nacional de Luján (2000) y Profesor Nacional de Educación Física por Instituto Nacional de Educación Física “Prof. Federico W. Dickens” (1989).

Actualmente realiza un Magister en Ciencias Sociales y Humanidades mención política y Gestión Pública (Universidad Nacional de Quilmes) y un Magister en Política y Gestión de la Educación (Universidad Nacional de Luján). En sus más de veinticinco años de carrera ha desarrollado una intensa actividad docente en educación inicial, primaria, secundaria y no formal.

Sumate al cactus

 

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados