20 septiembre, 2020

Staff | Contacto

Trágica muerte en el INTA

Trágica muerte en el INTA

La noticia fue ocultada por los medios y desde el gobierno no se dijo una palabra sobre el tema: el sábado pasado se produjo en el INTA la explosión de un biodigestor que causó la muerte de un trabajador y graves heridas a otro.

Diego Soraire falleció luego de estar varios días internado y Osvaldo Zabal se encuentra al día de hoy fuera de peligro, aunque con graves quemaduras en su cuerpo.

Soraire se desempeñaba como personal auxiliar de ingeniería de la planta del Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias. Se inició en el INTA en 2007 y, por su compromiso y responsabilidad, tres años después ingresó a la planta permanente

El INTA  emitió un comunicado al respecto: “Las autoridades del INTA informaron el deceso de Diego Soraire, del Centro de Investigación en Ciencias Veterinarias y Agronómicas, quien había sufrido graves quemaduras el sábado pasado, mientras realizaba tareas en un biodigestor en las instalaciones del Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias (CNIA) de Castelar”.

El biodigestor es de los años 70 y se utilizaba para el tratamiento de animales para pruebas de vacunas, que se desarrollan para luego ser comercializadas por laboratorios. En este caso se trataba de un proceso probatorio de vacunas de Biogénesis Bagó.

La falta de presupuesto para la renovación y modernización muestra otra cara del ajuste. Actualmente son nulas las partidas destinadas a la seguridad e higiene para garantizar la vida de los trabajadores, que ven precarizada su situación laboral.

La asamblea realizada en el día de ayer votó una movilización el martes 13 de septiembre, para exigir el esclarecimiento de lo sucedido, que se deje de tapar el hecho y que los responsables se hagan cargo. Con este fin, se marchará en primer lugar a INTA Castelar y luego a INTA Central.

Fuente: La Ciudad Web

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados