29 febrero, 2024

Staff | Contacto

Caso Candela: el juicio comienza el 6 de febrero

 

El juicio oral por el secuestro y asesinato de Candela Sol Rodríguez, el caso que conmocionó a la ciudad de Hurlingham y al país en el año 2011, ya tiene fecha de inicio.

Con tres imputados en el banquillo de acusados, el lunes 6 de febrero el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Morón comenzará el proceso para determinar quiénes fueron los responsables del secuestro seguido de muerte de esta niña de 11 años de edad.

Carola Labrador, madre de la menor, solicitó una condena a prisión perpetua para los acusados y acusó a policías bonaerenses, narcotraficantes y un sector de la política y la Justicia por desviar la investigación y demorar la búsqueda de su hija.

Según informaron fuentes judiciales a la agencia de noticias Télam, Hugo Bermúdez (56), Leonardo Jara (37) y Fabián Gómez (45) serán juzgados por “privación ilegal de la libertad seguida de muerte”, que tiene una pena de prisión perpetua.

Los jueces que intervienen en el juicio son Mario Bonano, Raquel Lafourcade y Mariela Moralejo Rivera y los fiscales Mario Ferrario y Pablo Falarza. El juicio durará aproximadamente seis meses y está prevista la concurrencia de 300 testigos.

Candela Sol Rodríguez fue secuestrada el 22 de agosto de 2011 cerca de su casa, en Hurlingham, mientras esperaba encontrarse con unas amigas para ir a una reunión de boy scouts. A los nueve días su cuerpo apareció con signos de asfixia dentro de una bolsa a metros de la colectora del Acceso Oeste, en el mismo partido bonaerense.

El fiscal Ferrario intentará demostrar que el móvil del homicidio fue una venganza contra Alfredo Rodríguez, padre de la niña, y que fue perpetrado por una banda de piratas del asfalto.

En el expediente, el fiscal acusó a Jara haber realizado una llamada a la tía de Candela tres días antes del hallazgo del cuerpo propalando una amenaza: “Ahora sí­ que no la vas a encontrar nunca a tu hija. ¡Jamás la van a encontrar! Te lo aseguro yo, hasta que esa conchuda no devuelva la guita, no la va a ver nunca más… Que le pregunten al marido dónde dejó la guita”, decía el mensaje.

Bermúdez, otro de los acusados, es quien habría facilitado el ingreso de Candela a la segunda casa donde estuvo cautiva antes de ser asesinada, ubicada en Cellini 4085, Villa Tesei.

Las pesquisas establecieron que previamente estuvo secuestrada en otro domicilio de la calle Kiernan 992, en la misma localidad, pero quienes estaban a cargo de esa casa, Gladys Cabrera y Néstor Altamirano, que fueron imputados inicialmente, no están involucrados en el juicio por el juez Gustavo Robles.

A Gómez se lo acusa de realizar tareas de “inteligencia” en la puerta de la casa de la calle Kiernan cuando la menor estuvo retenida y de alternar distintos roles con Jara y Bermúdez.

Por irregularidades en la investigación que involucran a la Policía Bonarense, ya habían sido apartados de la causa el primer fiscal interviniente, Marcelo Tavolaro, y el juez de Garantías Alfredo Meade.

A partir de allí se conformó una comisión en la Legislatura provincial que estableció que el expediente estuvo “plagado de irregularidades” y que la niña fue buscada en distintos lugares, pero no donde no estaba.

Fuentes: Diario El Día – Agencia Télam

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados