11 diciembre, 2018

Staff | Contacto
Ultimas noticias
  • Informate con EL CACTUS, NOTICIAS DEL OESTE | www.elcactus.com.ar

La UGC N°6 de Morón sur | El lugar donde Cambiemos esconde a la vieja política

La UGC N°6 de Morón sur | El lugar donde Cambiemos esconde a la vieja política

La Unidad de Gestión Comunitaria de Morón sur, fue el lugar elegido por el intendente Ramiro Tagliaferro para organizar a los grupos “de choque” de Cambiemos. Otra vez es noticia por patotas, armas de fuego, trabajadores amenazados, y múltiples denuncias. Detrás de todo, siempre aparece el protegido del Intendente, el ex concejal Christian Salinas, que a pesar de haber renunciado sigue manejando su territorio.

Siendo Concejal, Salinas era quien manejaba en los hechos la UGC 6. Pero después de un escándalo de corrupción, donde llegó a implicar al jefe de gabinete, Carlos “Charly” Rebagliati y al propio Ramiro Tagliaferro, Salinas aceptó renunciar a su banca, aunque no se resignó a dejar de mandar en “su territorio”.

El caso que le costó su renuncia como concejal, se trató de un audio donde se lo escuchaba pedirle parte del sueldo a los empleados “para hacer política” y donde se refirió a un rival político de su misma fuerza, diciendo que “Ramiro me dijo ´si se hace el loco le metiste dos tiros´”.

Ver también: Morón | Tras el escándalo, renunció el concejal macrista Christian Salinas

La UGC hoy:

El Gobierno de Morón, en diciembre de 2015, designó a cargo de la dependencia a Nicolás Canario. Un joven abogado que había trabajado anteriormente en la Fiscalía N° 7 de Morón.

Canario nunca pudo terminar de armar un equipo propio y tuvo que lidiar desde su asunción con empleados que responden a Salinas. Luego de los hechos públicos que terminaron con la renuncia del concejal y la investigación en la justicia, Salinas comenzó a enfrentar a Canario. Tanto es así que se vivieron situaciones de extrema violencia, “llegando incluso a tomarse a golpes de puño con el ex concejal, dentro de la UGC”, como afirma que sucedió una fuente cercana al Secretario.

Pruebas de la interna que se vive en la UGC (Click en la imagen para agrandar)

La misma fuente le dejó saber a este medio que “Salinas dejó de ser concejal pero sigue cobrando un sueldo, incluso tiene un escritorio en el departamento de Recursos Humanos de la municipalidad”. Desde esa posición el ex concejal seguiría digitando lo que pasa en la UGC.

De hecho hace apenas unas semanas se produjeron los despidos de un grupo de trabajadores señalados como “traidores” por el entorno de Salinas.

Estos trabajadores denuncian haber sido amenazados por el propio ex concejal, ser perseguidos en la vía pública e incluso haber sido apuntados con armas de fuego por personas que relacionan con los “grupos de choque” de Cambiemos.
Las Denuncias: 

Click en la imagen para agrandar
Click en la imagen para agrandar
Click en la imagen para agrandar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como si todo esto fuera poco, los despidos en la UGC causaron un malestar entre el Sindicato de Municipales que conduce Pablo Salvo y el propio Secretario de la UGC, Nicolás Canario: “Yo no tengo nada que ver, los echó Salinas”, habrían sido las palabras del funcionario ante el reclamo del sindicalista.

Incluso, según pudo saber este medio, se había logrado una reincorporación que duró apenas unas horas, hasta la intervención del jefe de gabinete, “Charly” Rebagliati quien habría ordenado que se mantuvieran las bajas ya que tenía que ver “con una cuestión política”.

Un audio que llegó a la redacción de El Cactus y que correspondería al delegado gremial de ATE Morón, Julio Escobar, da cuenta de la situación de los despedidos: “La gente del gobierno dice que está muy difícil [..] Hay cosas de armas, de golpes, de amenazas. […] Esto está en terapia, se puede caer como se puede salvar. Déjame ver que voy a hablar con la conducción del partido, con Ramiro o más arriba”.

Escuchá el audio acá: 

 

Hoy los empleados que denunciaron amenazas están despedidos y el Secretario de la UGC desgastado y sin ningún control de la situación. “Nicolás está cansado de que Salinas siga manejando la UGC. Tiene su gente adentro y mantiene amenazados a los que no se alinean. Es increíble pero después de todo lo que pasó, Tagliaferro lo sigue bancando”.

Otra de las consecuencias del enfrentamiento son las pintas en la puerta del establecimiento en cuestión.

El control de la UGC 6 y de Morón sur se convirtió en un tema caliente para el gobierno, y las consecuencias la pagan los vecinos. Una de las peleas que esta denunciada y donde llegó a esgrimirse un arma blanca, fue delante de chicos y chicas que participaban de un taller de tenis en la en lugar.

Preguntas obligadas: ¿Qué papel tiene la Oficina Anticorrupción en todo esto?, ¿Por qué Tagliaferro sostiene a Christian Salinas?, ¿cómo permite el Sindicato que despidan a trabajadores que están amenazados?, ¿Quiénes son esas personas “más arriba” de Ramiro a las que debe consultar, “la gente del gobierno?.

Hasta ahora no hay respuestas, pero si hay algo que queda claro: En Morón, Cambiemos sigue siendo la vieja política y parece que eligió la UGC N°6 para desarrollarla mejor y con más impunidad.

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados