24 noviembre, 2020

Staff | Contacto

La conexión secreta entre Flybondi, el narcotráfico y la familia Macri

La conexión secreta entre Flybondi, el narcotráfico y la familia Macri

Una de las marcas registradas del macrismo en estos años al poder sin dudas es FlyBondi. Irregular por donde se la mire, de bajo costo y alto riesgo. Ahora se conocieron conexiones históricas con el narcotráfico, la familia Macri y la empresa low cost.

De acuerdo a lo consignado por el periodista Ezequiel Orlando para el portal El Destape, el primer nombre que surge es el Matías Miret, copiloto en 2011 trasladó 1.000 kilos de cocaína desde Buenos Aires hasta Barcelona y que le valió 23 meses preso en España. Por ese caso los hermanos Eduardo y Gustavo Juliá fueron condenados a 13 años de cárcel.

Miret forma parte de la Asociación Sindical de Trabajadores de Flybondi, espacio creado en tiempo record (llamativamente por la misma empresa), avalado por la Secretaría de Trabajo, el Ministerio de Transporte y oficializado en el Boletín Oficial. Aunque claro, no cuenta con personería gremial y tampoco puede discutir convenios colectivos de trabajo o negociar paritarias. Es decir, a la medida de los tiempos que corren.

Quién se desempeñará como secretario general del gremio es Fernando Granelli , un comandante con nula experiencia sindical pero con un mérito que lo destaca sobre el resto: supo ser el piloto privado de Franco y Mauricio Macri cuando SOCMA poseía la aerolínea MacAir Jet, que luego le fue vendida a Avianca.

La cara visible de Flybondi en es Julián Cook, quien a mediados de diciembre del año pasado dejó de ser CEO de la compañía para ocupar la vicepresidencia del directorio. Previo a este presente, Cook fue ejecutivo de Southern Winds, firma que en 2004 fue sacudida por el escándalo de gerentes de la empresa que traficaron 60 kilos de cocaína a España en valijas diplomáticas.

En algunos años Flybondi será una buena síntesis de lo que significó en macrismo en la Argentina: el negocio y los millones para unos pocos amigos a espaldas de la ciudadanía. Es harto conocida la resistencia de la comunidad de El Palomar, Hurlingham y Tres de Febrero al Aeropuerto de El Palomar y la instalación de Flybondi en la zona.

El anzuelo son los precios bajos y la promocionada “libertad de volar”, pero detrás se esconden graves irregularidades que juegan segundo a segundo al filo de la tragedia.

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados