18 junio, 2019

Staff | Contacto
Ultimas noticias
  • Informate con EL CACTUS, NOTICIAS DEL OESTE | www.elcactus.com.ar

Provincia en llamas y gobernadora blindada

Provincia en llamas y gobernadora blindada

La gestión de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires no tiene un solo indicador positivo para mostrar, un solo logro o promesa cumplida. Sin embargo el aparato de propaganda oficial sumado al colaboracionismo legislativo y el blindaje mediático hicieron que llegara hasta los últimos meses de su mandato con una imagen positiva todavía alta.

Por @zuranog |

La mayoría de las leyes que necesitaba el oficialismo bonaerense salieron con el apoyo del Frente Renovador que conduce Sergio Massa y de legisladores del peronismo enrolados en el sector más afín al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

Entre los mismo concejales macristas de distintos distritos, suele decirse que “todo lo que se podía comprar, María Eugenia lo compró”. Esta frase se extiende más allá de las voluntades políticas y podemos inferir que los millones de pesos entregados a ciertos medios en concepto de pauta publicitaria, encajan perfectamente en esa frase.

Acá te mostramos algunos aspectos de la gestión de Vidal que si se tratasen de otra gestión estarían en todos los medios nacionales.

¿Lucha contra las mafias?

Más allá de que la seguridad es uno de los puntos fuertes en la propaganda de Cambiemos y de que no pasa semana sin que los y las encargadas de la comunicación de la gobernación suban videos de demoliciones de bunkers y detención de supuestos narcos, lo cierto es que los número s desmienten cada uno de esos espectáculos.

Hace muy poco, en el municipio de Avellaneda sucedió algo muy sospechoso que nadie del oficialismo pudo terminar de explicar. Un grupo de oficiales de la Policía Federal siguió y emboscó a policías de la bonaerense que iban a cobrar un dinero, fruto de una extorsión en un caso vinculado a venta de drogas.

Ni el ministro de Seguridad Christina Ritondo pudo explicar por qué actuó la Federal en lugar de Asuntos Internos y periodistas especializados hablaron de enfrentamiento por el manejo de carteles de narcotráfico.

Por debajo de toda la propaganda oficial que muestra una supuesta lucha contra el narcotráfico, están los números oficiales que la contradicen: Según el Observatorio Argentino de Drogas, perteneciente a la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas (SEDRONAR), desde 2010 hasta la fecha se triplicó el consumo de cocaína y también se redujo la edad de iniciación (en 2010 era de 16 años y pasó a ser de 14 en 2017).

A simple vista parece imposible la convivencia en la realidad de la cantidad de operativos y detenidos y el incremento en el consumo de drogas. Como señala Jorge Elbaum en una nota publicada en ELCoheteAlaLuna.com.ar, De esta contradicción cualquiera podría inferir que los operativos perjudican a ciertos carteles y benefician a otros o incluso que muchos de ellos son simulados.

Pobreza

Los datos de la pobreza en territorio bonaerense muestran una realidad con más excluidos y donde cada vez se hace más difícil mantener un nivel de vida acorde a las necesidades básicas. Según datos oficiales del INDEC, en la provincia que gobierna María Eugenia Vidal 4 de cada 10 hogares experimentan inseguridad alimentaria y esto teniendo en cuenta sólo el conurbano.

El mismo informe compara el segundo semestre de 2017 contra el segundo semestre de 2018 y los resultados son alarmantes o por lo menos deberían serlo para el Gobierno: En el primer periodo 29,5 % de la población estaba bajo la línea de pobreza y hoy lo está el 35,9%.

Circulo vicioso

Esta pobreza es generada directamente por las medida de gestión que tomó cambiemos tanto en el gobierno nacional de Mauricio Macri como en el provincial de María Eugenia Vidal: Los tarifazos impagables, la apertura indiscriminada de importaciones y las altas tasas de interés que hacen imposible el crédito, marcaron el destino de las Pymes que supieron ser las mayores generadoras de empleo en la provincia de Buenos Aires.

El cierre de esas Pymes, los despidos y las suspensiones, la reducción de jornadas, afectaron la capacidad de consumo y por ende las ventas minoristas de los comercios de barrio.
A este cuadro de situación, debemos sumar la pérdida de poder adquisitivo de los salarios vía inflación y las paritarias a la baja para todos los sectores.

En lo que refiere a salarios estatales, tanto judiciales como profesionales de la salud y sobre todo docentes, han sido directamente un blanco estratégico en la búsqueda de confrontación del gobierno de Vidal.

Los reclamos de los profesionales de la salud por mejoras salariales pero por sobre todos las cosas, por las mejoras de infraestructura en los hospitales bonaerenses, se multiplican y persisten en el tiempo sin respuesta alguna.

El caso emblema, de la desidia provincial en materia de salud quizá sea el Hospital de Ituzaingó cuya obra estaba finalizada en un 95% en diciembre de 2015 y que la gestión de cambiemos nunca terminó porque no quiere poner a funcionar al 100% el nosocomio por problemas de presupuesto.

Otro ejemplo es el Hospital de Morón, cuya primera etapa se inauguró en 2015 y desde esa fecha funcionó en su totalidad. Pero desde 2016 la gestión de Ramiro Tagliaferro discontinuó la obra y la segunda y tercera etapa no se realizaron por falta de presupuesto.

Los reclamos de los docentes, también son conocidos y llevan tiempo sin ser atendidos. Aunque los principales gremios hayan aceptado la última oferta salarias, todos coincidieron en que no es lo que corresponde y que hay puntos en las demandas de los y las trabajadoras de la educación que no se ven cumplidos.

Uno de esos puntos, son las mejoras edilicias: Luego de la muerte evitable de Sandra y Rubén, en la explosión que tuvo lugar en la escuela N|49 de Moreno, en agosto del año pasado, los reclamos por el pésimo estado de las escuelas se acumularon y no hubo respuestas al punto que todavía hoy algunas permanecen cerradas.

Deuda: Vidal es peor que Macri

En lo que respecta a la deuda pública (la que contrae el Estado) la provincia de Buenos Aires, desde que es gobernada por María Eugenia Vidal, se sumió en un espiral de toma de deuda que compromete el futuro de todos y todas las bonaerenses.

Como ya consignó Alfredo Zaiat en su nota publicada el 7 de abril en Página 12, los investigadores Martín Di Bella y Fernando Alvarez realizaron el informe “Deuda bonaerense. Hay números, se terminó el maquillaje”, en el que muestran de manera detallada es estado de las cuentas financieras del gobierno de Vidal.

• En 2015 la deuda de la Provincia representaba el 41% del presupuesto, mientras que en 2018 ya representaba el 70%, y se acercaba a el mismo umbral que existió en 2001.
• Gran parte de la deuda es en moneda extranjera, lo que agrava la situación ya que a diferencia del gobierno nacional, el provincial no recibe dólares de la exportación.
• El indicador deuda/producto bruto muetra una suba del 6% al 10%.

Al 31 de diciembre de 2018 la deuda total de la provincia ascendía a 474.431 millones de pesos. Lo que hace más grave la situación, es que el gobierno de Vidal recibió recursos como pocos pero casi nada de ese dinero se vio volcado a obras importantes para el desarrollo de la provincia.

Es decir que Vidal, en su gestión como gobernadora, endeudó la provincia al mismo ritmo que Macri lo hizo con el país.

Los problemas que tiene la gestión de Vidal en la provincia son evidentes para los y las bonaerenses que sacan la vista de la TV por un rato para posarla en la calle, en su barrio, en los colegios y los hospitales, las Pymes y los comercios.

Que se pretenda mostrarla como una alternativa a Macri, sólo da cuenta de la subestimación que los grandes medios de comunicación y el poder concentrado hacen de la población.

 

Nota publicada en la edición N°2 de El Cactus – Noticias del Oeste en su versión papel, que podés conseguir en los siguientes punto de distribución gratuitos.

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados