28 octubre, 2020

Staff | Contacto

#Entrevista | Martín Rodríguez: “El 25% de nuestros jubilados y jubiladas no compraba la receta completa porque no la podían pagar”

#Entrevista | Martín Rodríguez: “El 25% de nuestros jubilados y jubiladas no compraba la receta completa porque no la podían pagar”

Por Gonzalo Zurano (@zuranog) |

Martín Rodríguez es licenciado en ciencia política, fue Presidente del Concejo Deliberante de Hurlingham y hoy ocupa el cargo de Subdirector Ejecutivo del PAMI, la obra social más grande de Latinoamérica, que da cobertura a más de 5 millones de jubilados y jubiladas.

En esta entrevista para El Cactus, el dirigente de La Cámpora, da cuenta de las acciones que se están implementando en el PAMI. Además, se refiere al estado en que estaba el organismo cuando le tocó asumir al Frente de Todos, opina sobre el rol de la oposición durante la pandemia y reflexiona sobre el papel de los medios de comunicación en la construcción de una narrativa de la realidad.

El 15 de septiembre se cumplieron seis meses desde que se empezaron a dar los medicamentos gratis a jubilados y jubiladas. ¿Qué significó esa medida para el país y cómo creés que impactó en las y los beneficiarios?

Efectivamente, se cumplen seis meses del lanzamiento del programa, allá en marzo con el presidente Alberto Fernández y Luana Volnovich en su presentación. Es un programa que significa muchas cosas. Por un lado, lo que respecta al aporte económico, estamos hablando de un 20% aproximadamente de la jubilación mínima en promedio por afiliado y afiliada que se está ahorrando desde marzo.

Son 3.200 pesos que se pueden usar en otras cosas, que ya no se tienen que gastar en medicamentos y que también genera, en esta fase de recuperación económica que tenemos que iniciar en Argentina, una dinámica en los barrios que estamos ayudando desde el Estado.

Para que se dimensione, son 43.000 millones de pesos que llevamos invertidos desde marzo a esta parte en el programa de medicamentos gratuitos, es el 150% de la coparticipación que, con justicia, Alberto le devolvió a la provincia de Buenos Aires.

¿Y desde el punto de vista sanitario?

Desde el punto sanitario, obviamente, en el contexto de una pandemia que se ensaña con las personas mayores, que tengan la cobertura de los medicamentos que necesitan para tener una salud más fuerte, no es cosa menor.

Uno de cada cuatro afiliados o afiliadas de PAMI -estamos hablando de millones de personas- no consumía el total de los medicamentos que su médico de cabecera le recetaba, porque no le alcanzaba la plata para comprarlos. El 25% de nuestros afiliados. -Martín Rodríguez-

Ahora consumen la receta completa. Entonces, desde el punto de vista económico y también desde el punto de vista sanitario, el programa de medicamentos gratuitos es sin duda una de las políticas más importantes implementadas por el gobierno nacional.

¿Cuál es la situación de los geriátricos en este contexto de pandemia?

El 10 de marzo, antes de que se decrete el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, ya habíamos constituido un comité de monitoreo de la pandemia, porque estábamos viendo lo que pasaba en Europa y en otras partes del mundo, sobre todo en las residencias de larga estadía y en los geriátricos. Esa comisión lo primero que hizo fue generar un protocolo de actuación al interior de las residencias y eso por su puesto sigue vigente.

Si bien al principio se vieron algunas escenas, en algunas residencias, sobre todo de la Capital Federal donde se intervino muy rápido y se impidió que los brotes se generalizaran, el resultado está a la vista porque hace ya varios meses que no vemos brotes en residencias de larga estadía.

Cuando se piensa en el PAMI no es lo primero que viene a la mente, pero hay una tarea que están llevando adelante, de talleres y actividades que es significativa. ¿Cómo encaran ese trabajo y qué nivel de desarrollo tiene?

Es absolutamente fundamental. El PAMI además de dar prestaciones sanitarias y medicamentos gratis, tiene toda un área muy vasta de servicios sociales que se articula en general a través de los centros de jubilados y que implica bolsones de comida, turismo social y talleres recreativos.

Por su puesto que el turismo no hay forma de llevarlo adelante en este contexto, los centros de jubilados están cerrados y así tienen que permanecer para no fomentar la salida de los adultos mayores de sus casas.

Martín Rodríguez junto a Jaime Perczyk y Juan Zabaleta en la UNAHUR

Pero con los talleres encontramos una forma de, no sólo continuar los que se hacían antes, sino también de incrementarlos a través de los convenios con universidades. Ya firmamos más de diez con distintas universidades del conurbano y también del interior, que de modo virtual dan talleres recreativos que van desde historia hasta educación física, cocina, talleres de memoria, de ajedrez, inglés, cine, hay talleres muy variados. En la página www.comunidad.pami.org.ar, están centralizados todos los convenios con las universidades y son muy importantes, sobre todo en este contexto.

Están funcionando muy bien, por ejemplo, en la Universidad de Hurlingham, que fue el primero que lanzamos hay inscriptas más de mil personas mayores, con sólo una semana de difusión.

Vamos al antes de la pandemia ¿En qué estado estaba el PAMI cuando asumieron?

El antes de la pandemia parece otra era, pero nos encontramos con un PAMI que tenía 20 mil millones de pesos de déficit anual, necesitaba 20 mil millones de pesos de asistencia del Estado nacional para cubrir lo básico, que no incluía los medicamentos gratis.

Además, como todos sabemos, las prestaciones que se daban en las clínicas eran muy deficientes, habían achicado la cantidad de productos de los bolsones de comida porque no se actualiza siguiendo la inflación el valor que le transfería el PAMI a los centros para comprar esos bolsones.

Había un déficit de prestación y además un déficit financiero para cubrir esas bajas prestaciones, el peor de los mundos.

Cuando llegamos, nos encontramos que hacía ocho meses que no se pagaban medicamentos oncológicos, se entregaban a cuenta gotas, era una bomba de tiempo. 

¿Cuánto se pudo recomponer ese panorama inicial?

Pudimos recomponer todo eso, lanzamos el programa de medicamentos gratis, abrimos dos hospitales, el de Ituzaingó en zona oeste y el de Esteban Echeverría en zona sur, que habían sido abandonados cuatro años.

Hospital del Bicentenario, en Ituzaingó.

Ver también: Hurlingham | PAMI abre un nuevo centro de salud para atender pacientes con Covid-19

¿Pensás que faltó una narrativa oficial de lo que dejó el macrismo?

Yo creo que no alcanza con la narrativa sino que tenés que tener los medios de difusión de esa narrativa y como sabemos, los medios de difusión no tienden a contar la impresión que nosotros tenemos del país y de lo que se hizo.

Pero creo que eso se saldó en las elecciones de agosto y de octubre del año pasado cuando el pueblo argentino, aún con los medios de difusión acompañando como a ningún otro nunca antes -quizás en la dictadura-, la narrativa oficial del gobierno de Macri, así y todo, el pueblo impuso su impresión de lo que venía pasando.

Después, una vez que uno asume tiene la responsabilidad de gestionar día a día, sobre todo en un contexto como este porque sabemos que nos tocó agarrar una Argentina muy compleja y agravada por la pandemia. Entonces mejor que decir es hacer, y nos tuvimos que poner fuertemente en esa tarea. De todos modos, construimos esa narrativa, contamos lo que veíamos cuando entramos, pero bueno a veces los medios eligen mostrar otras cosas.

Está claro que era falsa esa idea que se intentó vender, de que la pandemia iba a ayudar a cerrar la grieta. Pero ¿Te parece que si ayudó a fortalecer la unidad dentro del Frente de Todos?

Yo tengo una lectura de que la unidad del Frente de Todos se gestó mucho antes que la unidad de los dirigentes de distintos espacios que constituyeron el frente.

Se gestó cuando el comerciante, que antes miraba de reojo a alguien que cobraba la Asignación Universal por Hijo, empezó a darse cuenta de que cuando le aumentaban la luz y el gas a sus vecinos del barrio que por ahí cobraban una asignación o recibían algún tipo de ayuda del Estado, le dejaban de comprar a él y se le complicaba también la situación.

Muchas personas que, cuando les aumentaban todos los servicios se dieron cuenta que dieron cuenta que ellos también estaban siendo subsidiados por el Estado indirectamente y se generó una unidad por abajo, de la gente que estaba siendo agredida por modelo macrista.

Esa unidad por abajo, después derivó en una unidad política en el Frente. No hubiera podido ser de otra manera, no es que se juntan cinco dirigentes y se une el movimiento nacional y popular. Tiene que haber condiciones y las condiciones las generó el gobierno anterior cuando agredió a todos y cada uno de los argentinos. La unidad del Frente de Todos está consolidada, no creo que la pandemia haya sumado. Si, cuando un objetivo es claro y contundente, todos los esfuerzos están puestos ahí y nadie se distrae en contradicciones y cuestiones secundarias.

¿Cómo ves el rol de la oposición en este contexto de pandemia?

Hay dos oposiciones, una que está en su casa twitteando y twittear es gratis y rápido, con un sólo click se puede decir cualquier cosa. Después hay una oposición que, al tener la obligación de gestionar, tiene un grado de responsabilidad superior.

Me parece que la oposición está dividida entre esos dos sectores y sería bueno para la argentina que el que se imponga sea el sector que tiene la responsabilidad de gestionar, porque está más asociado a los problemas reales de la gente y puede haber diálogo entre distintos sectores políticos si los dos están asociados a los problemas reales de la gente y no a la defensa corporativa de algunos intereses, como esos que están twitteando desde la casa.

¿En qué instancia de la pandemia o de la emergencia sanitaria nos encontramos?

Si bien en el AMBA está un poco más controlada que hace un tiempo la situación, en términos de contagios y fallecimientos, cada semana es peor que la anterior y eso sigue siendo así a nivel nacional. Entonces hay que estar muy atentos, seguir pidiendo conciencia y responsabilidad a todos los argentinos y a las personas mayores que se cuiden más que nunca porque el virus sigue circulando.

Sumate al cactus

 

 

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados