25 septiembre, 2021

Staff | Contacto

Evaluación de las 13 vacunas existentes contra el COVID-19 ¿Cuál es la mejor para Argentina?

Evaluación de las 13 vacunas existentes contra el COVID-19 ¿Cuál es la mejor para Argentina?

Por Ingo Sitzmann * |

Al momento de decidir cual vacuna seria la adecuada para un determinado país se debe tener en cuenta toda una serie de parámetros relevantes. La lista seguramente se puede extender a 20 o más criterios. En mi análisis abajo intenté de objetivar la evaluación de 13 diferentes vacunas para el COVID-19 a base de 5 factores importantes.

Le evaluación no pretende ser una guía para una decisión individual de una persona en el momento de pensar cual vacuna aplicarse. En dicha decisión deben prevalecer criterios estrictamente medicinales.

El análisis se trata a su vez de aclarar parámetros en el momento de que un país como Argentina tiene que decidir cual vacunas sean las más adecuadas para su campaña de vacunación masiva.

Se puede asumir que existe mucho consenso en que la EFICACIA de la vacuna contra el contagio es el parámetro más relevante.

Pero más allá de la eficacia hay otros variables importantes que deben influenciar en la decisión de cuál sea la mejor vacuna para una campaña de vacunación en un país.

Por supuesto el tema económico siempre es un parámetro para considerar, especialmente si el país no cuenta con medios económicos privilegiados. Es una diferencia relevante si 80 Millones de vacunas van a costar 800 Millones o 2.400 Millones de Dólares. Así es aconsejable considerar el PRECIO de las vacunas en la decisión.

Otro parámetro que influye no solo económicamente sino hasta puede convertirse prohibitivo son los REQUERIMIENTOS LOGISITCOS DE REFRIGERACIÓN en el transporte y almacenamiento de una vacuna.
En un país extenso con áreas importantes de restricciones de acceso y limitaciones en la infraestructura de refrigeración un requerimiento de almacenaje a temperaturas muy debajo de cero se convierte en un obstáculo importante.

En un mundo de escasez de vacunas también la DISPONIBILIDAD y el cumplimiento observado/esperado a los compromisos por parte de los proveedores de vacunas se tornan a ser crítico. Ese parámetro está influenciado por diferentes factores. La demanda de muchos países baja en tendencia la disponibilidad, la tecnología de producción de la vacuna puede aumentar la disponibilidad. Especialmente la tecnología de subunidades proteicas, la cual permite una producción masiva sin amplios requerimientos tecnológicos, presenta muchos beneficios comparados con las tecnologías de vacunas de vectores, mRNA o patógenos inactivados. La velocidad de producción de los últimos 3 solo se puede aumentar con inversiones importantes en infraestructura compleja de laboratorios. Después también se debe considerar la historia y el compromiso de entrega observado de un proveedor hasta el momento cuando se evalúa la disponibilidad esperada de una vacuna.

El último factor considerado en el análisis, que probablemente no se puede tratar con 100% de objetividad es el tema de la CONFIABILIDAD en una vacuna. Sin embargo, es un factor importante.

Para evitar demasiada subjetividad en el análisis se han considerado todas las vacunas que llegaron por lo menos a Fase III de pruebas clínicas con un nivel de confiabilidad suficiente, que permite considerarlas en el análisis.

Todas vacunas que cuentan con permisos de emergencia en múltiples países se consideraron confiables.
Está claro que ese parámetro se presta a interpretaciones subjetivas hasta a politizaciones. Por eso se adoptó el enfoque de buena fe para todas las vacunas sabiendo que hay cuestionamientos en casi todas las vacunas. Como, por un lado, a la tecnología mRNA que no se ha utilizado nunca en ninguna vacuna aprobada anterior a las vacunas de COVID 19 y por otro lado cuestionamientos en los ensayos clínicos en algunas vacunas (por ejemplo, de AstraZeneca o Gamaleya).

Con esos 5 parámetros (eficacia, precio, requerimientos logísticos, disponibilidad, confiabilidad) se le asignó un puntaje a cada una de las 13 vacunas incluidas en el análisis con un método definido a base de franjas de colores teniendo en cuenta la situación económica, geográfica y geopolítica de la Argentina (ver detalles de la metodología abajo del ranking).

Ranking

Los resultados representan una foto al final del primer cuatrimestre 2021. Está claro que la realidad actual de las vacunas contra el Covid-19 es muy dinámica. En cada momento publicaciones de resultados de ensayos clínicos de alguna vacuna pueden cambiar la evaluación. También la creación de capacidades de producción para una vacuna o negociaciones en precios tendrán su impacto inmediato al análisis.

*Economista (experto en metodologías y selección de opciones)

Metodología

La franja ROJA representa un puntaje de -5 puntos
La franja AMARRILLA representa un puntaje de +2 puntos
La franja VERDE representa un puntaje de +5 puntos salvo en el criterio de eficacia donde se asigna +10 puntos reflejando de esa manera que es el criterio más importante.

Con respecto a la EFICACIA se aplicó la franja verde a cada vacuna que presentó eficacia contra el contagio después de la inmunización final mayor al 75% (sea después de la primer, segunda o tercera dosis).
La franja amarrilla se asignó a todas las vacunas que presentaron eficacia entre 50 y 75%.
La franja roja a todas las vacunas sin resultados finales de los ensayos de la Fase III.

 

Para la evaluación del PRECIO se usó la franja verde para las vacunas que permiten una inmunización completa de una persona con un precio hasta USD 20,- (teniendo en cuenta si se requiere uno, dos o tres dosis hasta la inmunización final correspondiente a los valores del ensayo clínico).
La franja amarrilla se asignó a todas las vacunas que requieren mayor de USD 20,- pero menor de USD 40,- para inmunización completa.
La franja roja se aplicó a todas las vacunas que requieren más de USD 40,- para inmunización completa o que tienen aún precio desconocido.

 

Para la asignación de las franjas en el parámetro de los REQUERIMIENTOS LOGISITCOS DE REFRIGERACIÓN se usó la franja verde para las vacunas que permiten transporte y almacenamiento de varios meses a una temperatura superior a Zero grados Celsius
La franja amarrilla se asignó a todas las vacunas que requieren temperaturas hasta -20° Celsius.
La franja roja se aplicó a todas las vacunas que temperaturas iguales o inferiores a -20° Celsius.

 

Para la asignación de las franjas en el parámetro de los DISPONIBILIDAD se usó la franja verde para los proveedores de vacunas que han cumplido en la mayoría con sus compromisos de entregas de vacunas. La franja amarrilla se asignó a todos los  proveedores de vacunas que han presentado retrasos aislados en la entrega de vacunas y también a las vacunas de tipo subunidades proteicas aunque estén recién en la Fase III de los ensayos clínicos por el motivo que una vez finalizados los ensayos clínicos se puede elevar la capacidad de producción extremamente rápido para esos tipos de vacunas ya que requieren procesos básicos de producción que están disponible en casi todos los países del mundo.
La franja roja se aplicó a todas los proveedores vacunas que han demostrado retrasos severos en la entrega de las vacunos y a vacunas que no se encuentran disponible para la comercialización actualmente y no son del tipo de subunidades proteicas.

 

Para la evaluación del CONFIABILIDAD se usó la franja verde para las vacunas que cuentan con permisos de emergencia en múltiples países en el mundo.
La franja amarrilla se asignó a todas las vacunas que aún se encuentran en Fase III de los ensayos clínicos.
La franja roja no se usó en ese criterio de evaluación.

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados