25 junio, 2021

Staff | Contacto

Contrastes

Contrastes

La pandemia y la crisis sanitaria y social producto de esta, expone más que nunca las conductas de las figuras con responsabilidades políticas, dejando en evidencia los intentos de utilización electoral de la tragedia, incluso aunque esto signifique boicotear las campañas sanitarias y promover mayores contagios y muertes.

Por Hugo Elías | 

El municipio de Morón provee la habitación de un hotel para una señora con Covid que no puede aislarse en su casa y al otro día el intendente Lucas Ghi la llama para saber como se encuentra. En el mismo Morón ya se han vacunado el 34,9 % de su población contando el total con los menores incluídos. El   índice mas alto de la provincia y uno de los mas altos del país. Ante el crecimiento de pacientes a la terapia intensiva el Hospital Municipal habilita nuevos sectores para no dejar ninguno sin atender.

En ese mismo partido del gran Buenos Aires un día aparece Patricia Bullrich, presidenta del PRO elegida por Macri, con una concejal y un grupito de militantes en la puerta de una escuela para mostrar su oposición a las clases virtuales que los docentes en ese mismo momento dictaban a sus alumnos.

El contrate es escalofriante, unos se desviven cuidando con atención médica y vacunas. Otros, atacan a los docentes que trabajan y luego estos mismos educadores, ante la difusión de un patético video, defienden la virtualidad, la salud de las familias de sus alumnos y repudian públicamente la actitud de la ex ministra macrista.

Denuncias y vacunas 

La misma Bullrich dijo por la televisión amiga que el ministro González García, con el conocimiento del presidente, le pidió retornos a Pfizer para comprarle vacunas, un espanto embustero que ni sus partidarios convalidaron. Al día reculó a medias, pero la demanda judicial del ex ministro y del presidente ya caminaban. Todo el mundo sabe que Pfizer exige resguardos

incompatibles con nuestras leyes y que además no entrega vacunas en este momento, no son los únicos y sólo la propaganda oculta que es inferior su efectividad ante la Sputnik V de Rusia. Pfizer desmintió al día a Patricia Bullrich dejando limpio el honor de nuestros funcionarios y apartándose de esa mancha venenosa presidenta del PRO.

Pero allí no termina el sainete, su prensa que es amarilla por ser quién domina al PRO y por ser una prensa escandalosa en los títulos y muy poco confiable en su veracidad, armó una noticia con el fondo Covax de la OMS. Le hicieron decir a Santiago Cornejo, directivo de Covax que Argentina se negó a recibir las vacunas de Pfizer. El mismo Cornejo, desmintió inmediatamente ese invento y aclaró que la Argentina no acordó con Pfizer como sí acordó con otras vacunas por las razones legales nombradas más arriba.

El papelón reiterado de la oposición, lejos de hacerla reflexionar, se repitió en el senado ante el jefe de gabinete Santiago Cafiero que les dijo dos cosas bien claras: “parecen Visitadores Médicos -de Pfizer- y no dirigentes políticos” y “cuando la pandemia termine se hagan cargo de lo que han hecho hasta ahora” en clara alusión a la prédica antivacuna y anticuidados contra la salud de los argentinos.

El contraste está a la vista de todo el mundo menos de la ceguera reaccionaria de Macri/Bullrich/Carrió/ radicales y es aluvión desde ya hace 10 días de millones de vacunas contratadas por nuestro país, con el vergonzoso reconocimiento del ministro de Rodríguez Larreta que a la CABA no le vendieron ni una vacuna.

El Optimismo vence al negacionismo irresponsable

Mientras las vacunas siguen llegando y la vacunación creciente alivia en algo la sufriente ola creciente de contagios y muertes que hoy se asienta en el interior del país cobrando los desatinos de los negacionistas amarillos y no tan amarillos, pero igual de irresponsables con su gente.

Para terminar la semana con contrastes optimistas mientras Alberto le agradecía a Putin en Pilar comenzaba la producción de la Sputnik V en nuestro país en el laboratorio Richmond, primero 1 millón por mes hasta llegar a 2 millones mensuales y mas de acuerdo a la cantidad de principio activo que provea Rusia.

Y por si esto fuera poco aparece Axel Kicillof anunciando un acuerdo para adquirir 10 millones de vacunas Covaxín del laboratorio indio Bharat Biotech, Es extensible a 15 millones y estarán a disposición del gobierno nacional para su distribución en todo el país.

Si los contrastes destructivos de la oposición política mediática no fueran la irracionalidad que provocó desazón y desconfianza en las vacunas y en los cuidados llevando al contagio y a la muerte a miles de compatriotas hoy sería un día de felicidad.

Por suerte podemos decir que es un día de fundada esperanza. Hoy el gobierno nacional y también, hay que decirlo, el de la provincia de Buenos Aires, nos mostraron que nos ayudan a cuidarnos para vencer esta desgracia.

Sumate al cactus

 

 

 

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados