11 agosto, 2022

Staff | Contacto

El INADI presentó el nuevo Mapa Nacional de la Discriminación

El INADI presentó el nuevo Mapa Nacional de la Discriminación

Las autoridades del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) mostraron en la Casa Rosada, la tercera edición del informe que refleja las formas en que se expresa la discriminación en Argentina.

La presentación estuvo a cargo de la titular del INADI, Victoria Donda; la directora de Políticas y Prácticas contra la Discriminación, Ornella Infante; y la coordinadora del área de Observatorios e Investigaciones del INADI, Karina Iummato. 

Esta edición del mapa fue elaborada por la Coordinación de Observatorios e investigaciones del INADI a través de encuestas realizadas a 11.700 personas en sus hogares durante 2019. Además, el trabajo conjunto con universidades nacionales de todo el país.

El carácter federal del Mapa posibilita realizar diagnósticos más precisos que favorezcan la creación y aplicación de políticas públicas específicas y eficaces. Las distintas ediciones permiten comparar, a su vez, cómo se modificaron las prácticas discriminatorias a través de los años y cuáles son los estereotipos que se mantuvieron socialmente instalados.

La coordinadora del área de Observatorios e Investigaciones del INADI, Karina Iummato, mantuvo comunicación con La Patria de las Moscas por Fm Fribuay, y expresó el interrogante planteado: ¿Qué percepción de discriminación hay en la sociedad?” y agregó que “Argentina no se asume racista”.

Si bien ya se viene haciendo campañas y políticas, Iummato destaca que “el estudio sirve para hacer un diagnóstico y pensar en políticas públicas”. Además, es importante trabajar en la concientización para modificar las prácticas de discriminación.

Mapa Nacional de la Discriminación:  

La interpretación de la discriminación como vulneración de derechos permite dar cuenta de cómo la sociedad ha desnaturalizado ciertas prácticas. La discriminación es identificada por el 72 % de la población, lo que implica que hay un 28 % de las personas que aún mantiene naturalizadas tales situaciones de vulneración de derechos que ocurren día a día en la sociedad.

Entre los tipos de discriminación que más ocurren, por un lado, se encuentra el racismo estructural, aparece como el principal tipo de discriminación que sufren las personas por su color de piel, su nacionalidad, su situación socioeconómica, su lugar de origen y su pertenencia étnico-cultural, entre otras.

En cuanto a la dimensión de género, se refleja en un notorio aumento de la percepción social e identificación acerca del fenómeno. Mientras que en el 2013 las respuestas en torno a la discriminación por ser mujer eran de un 6%, en este estudio se incrementó al 12% de las experiencias sufridas a nivel general. En particular, es el ámbito laboral donde las mujeres identifican como principal causa de discriminación a las cuestiones relativas al género.

En tercer lugar, aparece la dimensión de las corporalidades, relativa a la discriminación y violencias que experimentan las personas en base a la imposición histórica y social de un modelo hegemónico de “normalidad”. En este punto, se duplicaron las respuestas de las experiencias de discriminación relativas a las cuestiones estéticas y a las corporalidades gordas.

Los ámbitos discriminatorios, o sea dónde ocurre la discriminación, se destacan el educativo y el laboral, seguidos por el barrio y los locales nocturnos (bares, boliches, etc). También, dentro del imaginario social sobre los ámbitos donde se presenta la discriminación, crecieron notoriamente las menciones acerca de las redes sociales.

Sumate al cactus

 

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados