13 agosto, 2022

Staff | Contacto

Transodio en el Sanatorio de la Providencia de CABA

Transodio en el Sanatorio de la Providencia de CABA

Otto/Montserrat es una mujer trans, médica, que fue despedida sin motivo del Sanatorio de la Providencia de Capital Federal, luego de informar la decisión de realizar su transición de género.

El martes, al ingresar a su trabajo Montserrat se enteró que la habían despedido. En diálogo con La Patria de las Moscas (Fm Fribuay), relató cómo fueron sucediendo los hechos en su relación laboral con el centro de salud privado: “Ya desde el principio se me exigió que me corte el pelo y una apariencia más varonil, que nunca di el brazo a torcer por una elección propia”. “Mandaban a mis superiores a avisarme que yo estaba mal, cuando ni siquiera a mis superiores les interesaba esto”, contó al aire al referirse a reiteradas veces que sufrió la vulneración a sus derechos.

Médica, recibida en la Universidad Nacional de la Matanza, se encontraba realizando su segundo año de la residencia en clínica médica, su especialidad elegida, y desempeñaba sus tareas en la sala de internación intensiva y guardia de urgencias en el Sanatorio de la Providencia, ubicado en Tucumán al 1800, Capital Federal.

“Hace poco menos de un mes abrí mi percepción de género en el sanatorio”.  Hizo pública entre sus pares su decisión de realizar la transición, incluida como derecho en la Ley n° 26.743 de Identidad de Género sancionada hace ya 10 años. “El día martes, a una semana de haber hablado con la jefa de Recursos Humanos de esto, no me dejan ingresar al sanatorio, diciendome que pase por Recursos donde me estaban esperando con un telegrama, mi despido injustificado y diciéndome ‘bueno, por lo menos te vamos a pagar’. Yo no quiero la plata, quiero mi trabajo”.

Desde la parte empleadora nadie le ofreció motivos: “Nadie me dio una explicación. Mi jefa, estoy esperando su llamada al día de hoy para que me explique qué pasó y nada…”. Es por esto que Montse ya buscó ayuda. “Me asesore con abogadxs, el INADI y la defensoría LGBT de CABA. 

“No quiero ese trabajo de nuevo, quiero que se sepa que hay lugares que no tienen que tener permiso alguno para tener personal, mucho menos pacientes. Se entiende que son empresas, y el objetivo que tienen, pero cuando pierden todo lo humano pasan estas cosas”. Dijo Montserrat en su cuenta de Twitter personal.

Escucha la entrevista completa en La Patria de las Moscas (Fm Fribuay):

.

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados