29 febrero, 2024

Staff | Contacto

Balotaje 2023 | El voto en el oeste y la reconfiguración para lo que viene

Balotaje 2023 | El voto en el oeste y la reconfiguración para lo que viene

A contramano de lo que resolvió casi todo el país, la provincia de Buenos Aires y el Conurbano en especial le dieron la espalda a Javier Milei en la segunda vuelta. Cómo se distribuyó el voto en la región oeste y cuál es el futuro que se avecina.

Y finalmente el mapa argentino se pintó de violeta libertario tras el contundente triunfo de Javier Milei en el balotaje. Las únicas excepciones donde ganó Sergio Massa fueron en Santiago del Estero, Formosa y la provincia de Buenos Aires. En esta última se esperaba una amplia ventaja para tratar de paliar las diferencias adversas en la región central, algo que finalmente no sucedió: 50,73% (4.919.211 de votos) obtuvo UxP, mientras que LLA cosechó el 49,26% (un total de 4.776.711 sufragios) .

Dentro de la provincia de Buenos Aires, para muchos se consolidará un núcleo de resistencia en el Conurbano Bonaerense y el oeste no estará ajeno a ello, fundamentalmente por la composición social y por los gobiernos comunales pertenecientes a las filas de Unión por la Patria. Más allá de las alianzas y las estrategias políticas, resulta interesante echar un vistazo a la composición del voto en la región, es decir, cómo evolucionó el voto de las elecciones generales al balotaje.

Tomaremos el corredor oeste en la primera sección electoral integrado por los municipios de Morón, Hurlingham, Ituzaingó, Merlo y Merlo, además de La Matanza que se encuentra en la tercera. Spoiler alert: el traspaso de los votos de Bullrich a Milei fue casi total.

En primer lugar, observamos el partido de Morón que tiene una particularidad. En la primera vuelta del 22 de octubre, Sergio Massa obtuvo el 40,38% con un total de 85720 de votos, mientras que Javier Milei salió tercero con el 22,61%, contabilizando 48.000 sufragios. El dato clave es Patricia Bullrich, quien fue segunda con el 29,15%, con 61.878 de votos. Si pasamos al balotaje del 19 de noviembre, Milei llegó al 50,54% con 105.225 de votos, es decir, se trasplantaron casi la totalidad de votos del macrismo. 

El número exacto dirá que Milei entre una elección y otra sacó 4653 votos menos (sumando los de JxC) y que Massa obtuvo 17245 más entre la primera y la segunda vuelta, pero en los números fríos vemos que Morón es el único distrito del oeste donde el candidato de UxP cayó, aunque por poco, en un electorado conformado en buena parte por clase media.

Hay municipios populosos, donde se daba por descontado una sustanciosa suma de votos para el peronismo: La Matanza, Merlo y Moreno. En la denominada “capital nacional del peronismo” Massa obtuvo el 61,18% de los votos en el balotaje ante el 38,81% de Milei, que bien supo capturar los más de 131 mil votos que había sacado la lista de Juntos por el Cambio en La Matanza. 

En el municipio gobernado por Gustavo Menéndez, Unión por la Patria sacó el 59,94% ante el 40,05% de la propuesta libertaria. Allí hubo un traspaso casi total de los 123 mil votos que sacaron entre Milei y Bullrich en la primera vuelta. En Moreno, números similares: 59,50% para Sergio Massa ante el 40,49% de La Libertad Avanza. 

Estos tres municipios llegaron al ideal planteado en el comando de campaña de la provincia de Buenos Aires, donde calculaban que el 60% de votos en los distritos del GBA sería un buen aporte a la causa Massa presidente. Lo que no se imaginaban (tal vez) era el aluvión de votos libertarios en la mayoría las provincias argentinas, casi sin distinción, al sur, al este, al oeste y al norte. Está elección reflejó una evidente decisión popular de elegir otra propuesta política. Después será fundamental entrar en el terreno de la discusión de ideas, proyectos de país y lo que podría ser absolutamente nocivo para las grandes mayorías, pero es menester en primer lugar aceptar la voluntad de la ciudadanía.

El recorrido por el oeste se cierra por los municipios demográficamente más pequeños que son Ituzaingó y Hurlingham. En el primero, Sergio Massa obtuvo el 52,33% de los votos ante el 47,66% de Javier Milei. Si se suman los votos de LLA y JxC en las generales da un total de 55574 votos, mientras que en la segunda vuelta la boleta que encabezó Milei obtuvo 52845 sufragios, poco menos de 3000 votos, lo que muestra una vez más el corrimiento casi total de los votos del macrismo a la propuesta libertaria. 

En tanto, en Hurlingham, donde gobernará a partir del 10 de diciembre el intendente de La Cámpora, Damián Selci, Unión por la Patria obtuvo el 53,60%, más de siete puntos que La Libertad Avanza y una suma de casi ocho mil votos más entre las primarias y el balotaje.

Uno de los puntos clave en la nueva etapa política que se acaba de instaurar será sin dudas el rol de los intendentes del Conurbano, allí hay un núcleo importante del peronismo. Las decisiones políticas en conjunto con el gobernador Axel Kicillof serán determinantes para saber hasta donde se aplica la ley del mercado a la lógica estatal, tal como pregona Javier Milei. Por ahora, son todos signos de interrogación, la dinámica de la gestión dirá cómo se desarrolla para los diferentes jefes comunales: obra pública, salud, seguridad, acción social y desarrollo económico. Con motosierra en mano, será difícil de sostener.

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados