28 noviembre, 2020

Staff | Contacto

El hijo de Acuña volvió a su banca de concejal para evitar que el acuñismo se siga fragmentando

El hijo de Acuña volvió a su banca de concejal para evitar que el acuñismo se siga fragmentando

En la sesión ordinaria del último jueves, la primera del año en el Concejo Deliberante de Hurlingham, reapareció Emiliano Acuña para ocupar su banca como concejal. La jugada promovida por su padre busca contener la fuga de dirigentes y la fragmentación que viene sufriendo el acuñismo.

El menor de los acuña suspendió la licencia y asumió su banca por primera vez desde que fue electo en el año 2013, tras ocupar el primer lugar como candidato en la lista del Frente Renovador. El movimiento busca evitar que Lilia Álvarez, quien lo suplía en la labor legislativa en el cuerpo, continúe al frente de la banca luego de que ésta abandonara el espacio del Frente Renovador junto a otros dos concejales para formar un nuevo bloque Justicialista.

Emiliano, que generó grietas internas cuando su padre lo puso como primer candidato a concejal en las elecciones del 2013, nunca llegó a asumir su banca y hasta el día de hoy –aseguran fuentes legislativas- sigue nombrado con categoría 3 en la cámara baja como asesor de su madre, la diputada María Azucena Ehcosor.

Además, es uno de los socios de la empresa familiar FASIEM S.R.L. junto a sus hermanos Silvina y Fabrizio, también concejal del FR, y a su madre Azucena. Esta firma, que se dedica a una amplia gama de negocios que abarca desde operaciones inmobiliarias a préstamos dinerarios, cuenta con nueve propiedades registradas a pesar de que da pérdidas y no queda claro de dónde obtiene su dinero. Luego de que se conociera públicamente la existencia de la empresa, la Justicia abrió una causa para investigar e imputó al ex intendente Luis Acuña y a su familia por el presunto delito de lavado de dinero.

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados