20 mayo, 2022

Staff | Contacto

Daniel Larrache: “Se les va a acabar el discurso de la pesada herencia”

Daniel Larrache: “Se les va a acabar el discurso de la pesada herencia”

Por Gonzalo Zurano (@ZuranoG)
Fotos: Liliana Pérez  |

Dialogamos con el Concejal del Frente Para La Victoria de Ituzaingó sobre los proyectos para el distrito, la relación con el gobierno provincial y nacional, y también sobre el momento político que atraviesa el país.  

Larrache nos recibió en su oficina del Concejo Deliberante y ésta fue la entrevista para El Cactus.

 

¿Cómo se viene desarrollando y en qué instancia se encuentra el proceso de modificación del Código de Ordenamiento Urbano (COU) en Ituzaingó?

La dinámica de participación popular, la dinámica de construcción de consensos para poder avanzar por un lado y la necesidad de establecer líneas directrices de acción para reformular el código son las dos cosas que yo creo que hay que volver a construir. En Ituzaingó se hizo un proceso interesante de participación cuando se realizó hace unos años todo un trabajo, pero que no llegó a definir el código. No llegó a sancionarse.

Después de algunos años de haber hecho esa experiencia yo creo que hoy se debería volver a hacer. Porque se convocó a la participación, se llegó a un determinado consenso (que uno puede estar más o menos de acuerdo) pero el procedimiento fue muy rico. Pasó tanto tiempo desde ese momento hasta que en algún momento demos tratamiento al nuevo COU del distrito que yo creo que es necesario hacer ese camino otra vez.

¿Además de la importancia de la participación vecinal qué otros puntos cree que deberían tenerse en cuenta?

Aparte de la participación, el segundo eje que yo creo muy importante, y lo hablé con el intendente y también con Pablo Descalzo (presidente del HCD) y otros compañeros concejales, es que me parece que le ha faltado al tratamiento del código en Ituzaingó una mirada más estratégica, tener ciertos lineamientos de cuál es la vocación de crecimiento de la ciudad. Porque el código lo que establece son las normas para que se produzcan o no determinadas cosas en la ciudad. Si yo quiero que no pase nada dejamos el código como está, uno modifica la normativa y permite y autoriza determinadas situaciones en determinados lugares porque quiere que algo se transforme. Entonces el código ordena la transformación de la ciudad, ahora si nadie discutió para dónde se va a transformar la ciudad, cuál es la transformación que queremos, es muy difícil que eso se exprese en la norma.

Lo único que parecía estar claro es que en el centro se iban a construir edificios. Bueno, es una discusión; a algunos les puede gustar más, a otros menos. Pero es una de las variables de crecimiento y desarrollo de la ciudad. Habrá que discutir qué hacemos con la industria, qué hacemos con el comercio, cómo se potencian determinadas zonas, cómo se potencia la autopista, cómo se protege a Parque Leloir que es el gran pulmón verde y si se quiere el rasgo distintivo de nuestro distrito, y habría que transformarlo en un valor.

Creo que debemos transformar realmente a Ituzaingó en ciudad verde. Y el código tiene que expresar esa estrategia.

¿Y cuáles serían los pasos a seguir en ese sentido?

Bueno, hay que pensar estas líneas fundamentales y sobre eso hacer un nuevo proceso de consulta y participación comunitaria. El proceso participativo, la definición de las líneas estratégicas de crecimiento y la sanción de la norma se tienen que dar en un periodo corto de tiempo si no queda todo desubicado.

¿Cuáles cree que son otros temas que están pendientes como desafíos para el año que viene?

Hay un tema muy puntual que tiene que ver con la salud pública en nuestro distrito que venía siempre abordado con una estrategia a través de la construcción del hospital del bicentenario, sobre lo cual hemos tenido a veces opiniones divergentes con el ejecutivo. Nosotros siempre planteamos que ese hospital que lo está haciendo el PAMI, viene a resolver la problemática de los jubilados, pero desde el ejecutivo lo que planteaban era que en el acuerdo por la cesión de las tierras iba a haber un consenso para que esa obra sea para el uso de todos los vecinos de nuestra ciudad.

Desde diciembre pasado, con las obras avanzadas en un 95%, se vio totalmente paralizada y ya llevamos un año y no se avanzó nada más. Esa es una cuestión pendiente que se tiene que definir de manera urgente.

Es increíble que el gobierno nacional y provincial hayan dejado abandonada durante más de un año una obra tan importante que viene a cubrir una demanda tan fuerte en nuestro distrito en materia de salud pública.

Después de la puesta en marcha del Hospital hay que reformular todo el sistema de salud del municipio, pero es verdad que eso no se puede hacer hasta no tener el hospital funcionando. Esto depende de que asuma la responsabilidad que le toca el Gobierno Nacional y el Gobierno Provincial.

¿Cómo ve esa relación entre los municipios y el gobierno provincial y nacional?

La veo con mucha preocupación, porque hay una mirada respecto al estado y las obligaciones del estado, desde una óptica muy gerencialista, muy de ONG, con una lógica privada; y yo creo que el estado tiene que tener otros objetivos, tiene que tener como objetivo principal solucionar los problemas de la gente y no cerrar las cuentas. Es importante que las cuentas cierren, que el estado sea eficiente y eficaz pero tiene que serlo para resolver esos problemas de la población y no a costa de la problemática; y en materia de salud y de educación esto es primordial.

Si uno cree que el Estado o la salud pública se manejan como se maneja una prepaga, bueno, vamos por mal camino. Y en este año de gestión no hemos visto ningún signo que nos pueda hacer pensar que este gobierno provincial o nacional tengan pensado replantearse esto sino que más bien todo lo contrario.

Espero que haya posibilidad de poder interactuar entre los distintos niveles del estado, el municipal el provincial y la nación, para que se ponga en marcha en definitiva esta obra.

daniel-larrache

¿Cómo ve el mapa político de cara al 2017 tanto a nivel nacional como provincial y en Ituzaingó?

Yo creo que hay que trabajar para clarificar a la sociedad esto: están en pugna dos modelos de país que son diametralmente opuestos. Uno, el que compartimos nosotros, el que sostiene este espacio político que por supuesto conduce Cristina, que será lo más amplio y heterogéneo que se pueda pero para todos los que creamos en este proyecto de país inclusivo, que tiene al rol del estado como articulador de políticas públicas en favor de las mayorías y no de los grupos concentrados, mediáticos u otros actores de poder de ese tipo.

Me parece que tiene que ser una fuerza política que, como dice Cristina, tiene que recomponer ese vínculo con la sociedad pero sin perder el objetivo para el cual nos estamos juntando, que es para recrear esta línea política.

Y del otro lado los que expresan lo que hoy está sucediendo en la Argentina, una enorme concentración económica, una enorme transferencia de recursos desde los sectores trabajadores a los sectores más concentrados de la economía. Y esto se hace con pocas decisiones, son 10, 20 grandes decisiones que automáticamente fueron las primeras que tomó el gobierno y lo pagamos con el esfuerzo diario, con la caída del poder adquisitivo, con la caída del consumo, con el sufrimiento que tienen los que más necesitan, con la dejadez en las políticas públicas, con un estado desfinanciado.

Tenían esta idea de que haciendo bien esos deberes iban a llegar las inversiones y esto no es así. Los dólares que llegan son para la timba financiera y no para el capital productivo. La pérdida del mercado interno y el consumo popular es un masazo a la posibilidad de la gente de vivir mejor. Y no hablemos de las promesas incumplidas de campaña.

En un momento se les va a acabar el discurso de la pesada herencia. Hasta el 10 de diciembre estábamos mejor y eso lo empieza a ver mucha gente.

¿Que había problemas? Claro que había, siempre los hay, no existe la sociedad sin problemáticas.  Me parece que de este debate profundo deben surgir dos grandes conformaciones políticas donde sepamos quienes estamos con un modelo de país más inclusivo, más justo, más equitativo donde la producción con distribución de la riqueza sea un pilar. Y los que están con este modelo de país que es un modelo para pocos, donde las cuentas van a cerrar pero para los negocios de unos pocos ricos y los medios más concentrados. Es una etapa difícil pero interesante de la puja política.

¿Cree que están intentado proscribir al kirchnerismo?

Esto siempre ha sido así. En su momento ha sido el peronismo, trataron de demonizar a Perón y a Evita para poder aplicar las políticas liberales que se aplicaron después. Luego hubo que aplicar las políticas que definían el Departamento de Estado (NdR: de los EEUU), la doctrina de seguridad nacional y las atrocidades de las dictaduras militares. Luego, en otro momento, hubo que demonizar a la política para poder aplicar el neoliberalismo de la mano de Menem; y hoy hay que demonizar al kirchnerismo como expresión de las políticas populares en el país.

Van cambiando los nombres pero las políticas siguen siendo sustancialmente las mismas y esta es una disputa que se viene dando en nuestro país desde hace 100 años. Hoy los grupos concentrados y mediáticos construyen desde su posición un enorme poder que solo lo vamos a poder contrarrestar con construcción política, con capacidad de diálogo, de convencimiento.

El kirchnerismo por supuesto es la columna vertebral de esto pero no somos los únicos. Desde nuestro lugar político estamos convencidos que quien expresa esto, quien expresa la garantía de que todo el esfuerzo que hagamos va a ir en el mejor camino es Cristina, porque lo ha hecho cuando le tocó gobernar. Yo siempre lo digo, uno puede marcar lo que faltó y hacer autocríticas sobre el gobierno de Néstor y Cristina. Ahora, lo que nunca va a poder marcar es que alguna de esas políticas hayan sido antipopulares. Siempre fueron, por más complejas que sean las decisiones, a favor de las mayorías. Nunca fueron en detrimento de ampliar derechos o de generar mayor equidad y mayor autonomía para el Estado y para las grandes mayorías, y eso es lo que hay que rescatar.

larrache-ituzaingo

 

 

 

 

 

¿Qué se imaginá para el futuro inmediato de Ituzaingó y cómo se ve el año que viene?

Yo me imagino militando junto a todos los compañeros y las compañeras del Frente para la victoria; con nuestra historia, nuestros matices, nuestras miradas, con la historia que cada uno de nosotros tiene pero juntos, tratando de sostener esta idea de que hay un proyecto de país que nos incluye a todos y que está enfrente de este proyecto de país que nos excluye a muchos. Entonces nos vamos a encontrar codo a codo construyendo esta alternativa política.

Sumate al cactus

 

 

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados