23 septiembre, 2021

Staff | Contacto

#HistoriaRedonda | Bancando los trapos

#HistoriaRedonda | Bancando los trapos

Por Luis “Cacha” Gambino |

En el año 1984 la barra de Morón ya era nutrida y una barra respetada, pero carecía de algo que tenían las demás hinchadas, o por lo menos las que estaban a la par de Morón, carecía de una buena bandera, un buen trapo. 

Las banderas se desgastan, por la lluvia, por el mismo paso del tiempo, y la verdad es que no nos gustaba andar reparándolas continuamente y coserlas. Entonces se propuso en el grupo de los muchachos (unos ocho o diez) hacer una rifa. 

Rifábamos una radio Spica y el valor de la rifa era, a plata de hoy, unos cinco pesos. Teníamos que vender mil números para recaudar cinco mil pesos y con ese dinero íbamos a comprar la tela para hacer una bandera de cincuenta metros. 

Los números se vendieron rápidamente, se juntó la plata y fuimos con Hugo Tocci, que había trabajado en la textil Castelar (donde hoy está el estadio) y que después fue dirigente y hasta llegó a presidir el Club. Él me acompañaba porque conocía gente y nos iban a hacer precio. 

Nos hicieron tanto precio que cuando sacamos las cuentas nos alcanzaba para hacer una bandera de cien metros, en lugar de cincuenta. Era el doble de lo que teníamos pensado. 

Yo no dije nada y me lo guardé para mí; sólo tres o cuatro amigos sabíamos que la bandera tendría cien metros de larga, mientras todos esperaban la de cincuenta. 

Salimos con la tela y fuimos a un taller que estaba ubicado en la calle Mitre sobre la mano derecha, yendo de Castelar hacia Morón, antes de llegar a la calle San Martín. Todavía se puede ver la casona vieja donde funcionaba ese taller y donde se confeccionó la bandera. 

La queríamos estrenar en el partido contra All Boys porque era un encuentro decisivo, pero en el taller estaban demorando más de la cuenta. El partido era el sábado y nos habían dicho que la bandera estaría lista el miércoles, pero cuando llegó ese día, no estaba. El jueves tampoco estuvo y el viernes ya estábamos muy nerviosos porque tampoco estaba lista. 

Finalmente, el trapo estuvo listo el sábado a la mañana, cuando faltaban horas para el partido. La llevamos primero a la casa de un dirigente de ese momento, en la calle Chiclana al 200, para medirla. La extendimos en la calle y efectivamente era una cuadra. Ciento un metros con cuarenta centímetros, para ser más exactos. 

La llevamos a la cancha, era un partido clave aquel. Morón lo gana y va a al octogonal por el ascenso y después pierde con Racing. All Boys, por su parte, se salva del descenso en esa fecha. 

Ese día, con cancha llena, por idea de un recordado hincha, (que murió hace ya tiempo y que se llamaba Fita), ingresamos por el sector central de la platea del viejo Urbano y cuando la bandera estaba llegando a la punta de la tribuna central, estaba recién terminando de salir de abajo de la platea. La gente aplaudía de pie nuestro trapo, que hizo la M de Morón. Fue un día glorioso. 

Morón ganó 2 a 0 con goles de Armani y fue la única vez que vino Victor Hugo Morales a transmitir al Gallo. El año pasado le hicimos llegar mediante El Profe Romero, una camiseta alusiva a esa fecha y el la mostró en televisión. 

Al año siguiente, en 1985, otros muchachos hicieron otra rifa para hacer otro trapo, sortearon un costillar y también juntaron para hacer una de cien metros. Así que Morón fue el único club de la B que tenía dos banderas de cien metros de largo.

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados