28 marzo, 2020

Staff | Contacto
Ultimas noticias
  • Informate con EL CACTUS, NOTICIAS DEL OESTE | www.elcactus.com.ar

Inseguridad en Morón: Tagliaferro, Cinquerrui y sus laberintos

Inseguridad en Morón: Tagliaferro, Cinquerrui y sus laberintos

Sospechas, renuncias, 20 millones en garitas para plazas, subejecución del presupuesto y una feroz interna en el gabinete.

Por Gonzalo Zurano


El Intendente PRO de Morón, Ramiro Tagliaferro, eligió como Secretario de Seguridad a Sebastián Cinquerrui quien fuera diputado provincial por la Coalición Cívica de Elisa Carrió, al mismo tiempo que Tagliaferro lo era por el acuerdo Unión Pro.

Desde entonces Cinquerrui comenzó un turismo partidario que lo hizo aterrizar en el PRO Morón, después de dejar la Coalición Cívica y el Socialismo.

Su salida del partido de Carrió se debió, según sus propias palabras, a que la conducción del partido había quedado en manos de “la derecha partidaria representada por Patricia Bullrich” (ver nota de Perfil 08/09/2011).

Luego de dejar la Coalición Cívica, Cinquerrui se sumó al equipo del socialista santafesino Hermes Binner: “La generosa invitación que me hizo Hermes es el corolario de un camino natural para mí y que significa mi incorporación a un Partido histórico con el que comparto la ideología y los valores” (ver nota CadenaBA).

Hoy, el hombre elegido por Tagliaferro para combatir la inseguridad -eje principal de toda su campaña-, está pasando por el peor momento desde que asumió.


SOSPECHAS Y RENUNCIAS
El pasado miércoles 8 de junio Cinquerrui habría presentado su renuncia a Tagliaferro. El intendente no la aceptó, y además pidió el mayor de los silencios a todo el gabinete para que no saliera a la luz el grave problema que atraviesa el gobierno.

Los motivos por los que el Secretario de Seguridad querría dejar su cargo son muchos: por un lado no estaría de acuerdo con el modo de conducción de las fuerzas de seguridad que tiene el ministro provincial Christian Ritondo.

Además mantiene una fuerte interna con el Secretario General de la Intendencia, Leonardo Dartayeta. Una fuente cercana al gabinete municipal, asegura que “Dartayeta pretende llevar adelante una compra por $20.000.000 (viente millones de pesos) para instalar garitas en las plazas del partido” y que Cinquerrui se niega porque “considera que no es un proyecto viable, que carece de seriedad y que viene con un sobreprecio escandaloso”.

Seguridad Morón

Otro punto controvertido es el de la nafta destinada a los patrulleros. La misma fuente asegura que desde la secretaría que conduce Cinquerrui, sólo le dan 15 litros por día a cada móvil cuando en realidad la compra “es mucho mayor” y que se imputa la totalidad de la compra como “combustible para móviles policiales” en lo que constituye claramente una subejecución del presupuesto de seguridad.

Dos cosas le critican a Cinquerrui sus adversarios dentro del gabinete: su pésimo manejo presupuestario (aseguran que mandó a pintar por segunda vez su oficina y que no destina fondos a la reparación de cámaras), y el armado de su Secretaría, conformada en los principales mandos por funcionarios que no viven en Morón y desconocen las características del territorio.

 

ROBOS EN ESTABLECIMIENTOS EDUCATIVOS

Uno de los mayores problemas que tiene que enfrentar la gestión Tagliaferro en materia de seguridad son los robos en establecimientos educativos. Los casos más resonantes ocurrieron en las últimas semanas en la Escuela EP N° 105 de Castelar, y el Jardín de Infantes N° 932 de Morón sur.

En la primera se robaron 60 computadoras netbook, 1 proyector, 1 cámara fotográfica, herramientas varias,1 PC de escritorio, 1 impresora y útiles escolares varios.

Según trascendió “el servicio de la alarma no estaba pago y por esa razón desde la empresa prestadora no se volvieron a comunicar con la directora en la madrugada del robo; hubo un solo llamado para alertar y debían comunicarse luego de constatar que pasaba, pero eso no sucedió”. Desde la Municipalidad de Morón no hubo ninguna explicación del por qué en la falta de pago.

En el caso de robo al Jardín, habría sido la portera del establecimiento quien al ver la situación llamó al 911, por lo que arribó al lugar el CPC, avisó a la departamental y se derivó a la comisaría.

El dato grave aquí, además del robo, es que la Secretaría de Seguridad de Morón no tendría más la comunicación con el 911 para escuchar las alertas, así como tampoco estarían comunicados con los propios móviles de la policía local, por ese motivo desde el Municipio tomaron conocimiento sólo después de ocurrido el hecho.

 

 

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados