10 agosto, 2020

Staff | Contacto
Ultimas noticias
  • Informate con EL CACTUS, NOTICIAS DEL OESTE | www.elcactus.com.ar

29 años de FM En Tránsito | “Hay que seguir generando mística”

29 años de FM En Tránsito | “Hay que seguir generando mística”

Por Gonzalo Zurano – Nicolás Barrios |

Sergio Lucarini es una de las voces más representativas de FM En Tránsito (FM 93.9), icono de la comunicación popular del Oeste que por estos días está cumpliendo 29 años. Llegó a la radio en el año 95 con su histórico “A Contramano” (domingos de 9 a 12) que paradójicamente va por la 29° temporada.

En diálogo con El Cactus, “Luca” habla con su particular estilo sobre el pasado, el presente y el futuro del proyecto y hasta se anima a hacer alguna autocrítica: “Los medios alternativos no hemos podido construir contrahegemonía”, dice.

GZ: ¿Cómo los agarra estos 29 años de En Tránsito?

SL:- Estamos muy contentos, los que somos más viejos y tenemos más experiencia por ahí estamos repitiendo escenarios que ya conocemos. Para los más chicos, los que se sumaron en los últimos años, es más difícil.

Los últimos años de la cooperativa, de la radio, de la revista, de todos los proyectos siempre eran para arriba, para mejor. Cada año dábamos un paso, por ahí un tanto amesetado en los últimos tiempos, pero siempre era un crecimiento continuado. Desde noviembre del año pasado uno podía prever este escenario más o menos tremendo, más o menos impactante, pero no es algo que los más viejos no sepamos transitar.

Ver más: FM En Tránsito celebra sus primeros 29 años

NB: – Es como un deja vú

SL: – Si, lamentablemente, aunque peor porque podía preverse. El tema es que cada vez que uno decía “mirá va a pasar esto” no era una campaña del miedo, una campaña del terror las pelotas. No hace falta más que leer, informarse. Averiguar cómo han sido estas experiencias desde siempre, porque no es nada nuevo ni tampoco es distinto lo que está proponiendo Macri. Es una continuidad histórica. Perversamente peor, porque antes para llegar a estas cosas necesitaban llegar por la fuerza, sino mirá lo que pasó en la dictadura. Antes para implementar estos planes económicos necesitaban matar a 30 mil personas. Ahora vamos y los votamos porque nos convencieron con los medios.

Ahí tendríamos que hacer también los medios comunitarios, alternativos, una autocrítica. Porque no hemos podido construir contrahegemonía y de acá para adelante tenerlo previsto. Porque para mí es innegable la influencia de los medios en la construcción de este Cambiemos.

GZ: – ¿No se supo construir una contra-hegemonía por las condiciones objetivas o tal vez por errores propios?

SL: – Yo creo que un poco de todo. Hay una película que se llama La vida de Brian (NdeR: de Monty Python), es una parodia del nacimiento de Cristo. Nosotros siempre hacemos referencia y jodemos con los más viejos de la Cooperativa, que en la Vida de Brian están los palestinos que quieren combatir a los romanos, que es el imperio, y hay tres palestinos y cinco partidos de izquierda peleándose entre ellos. Es decir, el enemigo está enfrente y ellos se tiran piedritas entre ellos. Eso también pasa en el campo popular.

NB: -¿Cómo era hacer radio 20 años atrás?

SL: – Siempre teníamos quilombos. El proyecto de la radio ya había pasado por distintas etapas: había nacido, se había desarrollado, había entrado en una etapa de meseta, y cuando yo llegué a la radio en el año 95 estaba absolutamente en una etapa de resistencia. Era “aguantemos los trapos, no podemos sacar la cabeza del agua, pero tenemos que llegar a alguna orilla, teníamos que no ahogarnos”. Se trataba de sobrevivir. De hecho fue una decisión bastante dura, pero hubo un tiempo que no había ni un programa  porque la cosa era mantener la radio al aire y no cerrarla. Pero no había un puto peso. No había nada. Y llegamos a la orilla y empezó la reconstrucción. Por eso yo les decía que después fue siempre para arriba, ya no estábamos en ese “hacer la plancha para mantenernos”, y ahora hay que volver a hacer la plancha, entonces el que nunca hizo la plancha tiene miedo de que te entre agua por la nariz, viste como le pasa a los pibitos cuando les enseñan natación…

Yo decía en la fiesta de fin de año de la radio que iba a ser un año muy divertido. Más allá de las angustias económicas, para hacer radio es muy divertido, para hacer periodismo es muy bueno. Las cosas que pasan son increíbles, te cagas de la risa para no llorar porque son dramáticas.

GZ:- Recuerdo la cobertura que hicieron del Caso Arruga, la difusión que le dan al rock del oeste que trae el acercamiento con la juventud, sacar la radio a la calle permanentemente, la relación con organismos de DDHH ¿Ahí crees que están los pilares de En Tránsito?

SL: – Si, y otra cosa, tratar de manejar nuestra propia agenda, no depender de los medios hegemónicos y producir desde nosotros. En Tránsito es una muestra de tenacidad porque está cumpliendo 29 años.  Muchas veces jodemos con el nombre de la radio y decimos que esto es estar “en tránsito” hacía otra cosa. Hay muchísima gente que salió de la radio y está laburando en muchísimos lugares destacados.

NB: – ¿Crees en la mística que se fue generando alrededor del proyecto?

SL: – Sí, hay seguir generando mística para que se vaya incorporando gente nueva y mantenerla. A propósito de los 29 años,  yo hago un programa (NdeR: A contramano, domingos de 9 a 12) que también cumplió el 6 de julio 29 años. Tiene 3 días más que la radio porque yo empecé en otro lugar. Y el otro día hablábamos con Belén Tenaglia, que es la directora de la radio y ella nació unos meses antes de que arrancara el proyecto. Entonces ese intercambio entre distintas generaciones y el respeto a los “Padres Fundadores” como Juan Carlos (Martínez) es fundamental.

Que se sumen pibes nuevos, contarles la historia. En este sentido, el libro que sacamos (NdeR: Retumba. Historias de una radio comunitaria) fue un manual para crear mística. Esas cosas construyen. Estaría bien interesante que para los 30 años en lugar de hacer notas autorreferenciales empecemos a hacer notas a nuestras familias. Como nos bancan. Mi mujer ya está resignada. El otro día tuvimos un almuerzo con Ale Wassileff y él después contaba al aire que mi mujer le decía que yo tenía otra mujer que era la radio, y que ella estaba resignada. Eso yo se lo tengo que agradecer a mi mujer que lo comprenda. Pero también pasa mucho con los pibes que se incorporan. Pibes de 18 años que no hacen “un sope” y los viejos les dicen “por qué no te buscas un laburo en serio que te de plata” y los pibes se quedan y resisten, y los padres que combatieron al pibe que se metía en este proyecto loco y de repente te llenan una fiesta viniendo a compartir con vos y apoyando y cambiando de parecer. Eso también forma parte de la mística.

NB: -Si tuvieras que rescatar una virtud y decir “para esto somos los mejores”…

SL:- Mirá no sé si los mejores pero hace un tiempo hicimos un microprograma de cinco minutos, una pequeña historia, un relato de lo que es En Tránsito. Y en un fragmento dice “lo mejor de todo es que esto es un proyecto colectivo y las decisiones las tomamos entre todos, eso es lo mejor. Y lo peor es que somos un proyecto colectivo y las decisiones las tomamos entre todos”. Es lo mejor porque cuando las cosas salen bien estamos todos felices. Discutimos muchísimos y siempre por consenso, excepcionalmente tenemos que llegar a una votación. Y eso también es lo peor porque a veces tenes que decidir las cosas ya, y muchas veces hemos perdido oportunidades porque nadie va a decidir por todos.

GZ: – Imagino la satisfacción que les genera cuando Norita Cortiñas dice “FM En Tránsito es mi radio”. Siempre lo dice…

SL:- Eso nos pone muy contentos a nosotros. El respeto que hay que tener por eso te crea un compromiso. De hecho yo terminé de armar el pequeño estudio en el fondo de mi casa y la única foto que tengo es una de Norita en el estudio de En Tránsito, que por otra parte lleva su nombre. Yo tenía pelo y Norita era más joven (risas).

Ella dice eso porque el proyecto nació en el 87, y ahí fue el primer levantamiento carapintada, la casa está en orden de Alfonsín, la democracia no estaba afianzada, los milicos podían venir de vuelta en cualquier  momento.  En ese contexto no había muchos lugares donde las Madres pudieran hablar y decir lo que quisieran. Uno era En Tránsito, Norita era de Castelar, y tampoco había tantas radios en la zona. Ella golpeaba la puerta, entraba, salía y podía decir lo que quisiera sin ningún tipo de condicionamiento. Ese laburo que hicieron los padres fundadores es lo que hoy nos da estos motivos de orgullo como que Norita diga eso.

FB: – ¿Cómo te imaginás el proyecto dentro de otros 29 años?

SL:- Me lo imagino siempre creciendo, con algún periodo de amesetamiento, pero creciendo y yendo a más.

Sumate al cactus

 

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados