21 abril, 2024

Staff | Contacto
  • Icon X

Ariel Aguilar: “Sostener las fuentes de trabajo cuesta cada vez más”

Por Nicolás Barrios y Gonzalo Zurano |

El dirigente pyme hace un análisis en su visita a la redacción de El Cactus  sobre el difícil momento que atraviesa el sector en la primera etapa del gobierno macrista. Asegura que la salida es a través de medidas políticas que “banquen” la industria nacional y agrega: “si vos orientas un país hacía la industria, lo hacés para el lado de la inclusión”.

¿Cómo ha respondido el mundo pyme en estos primeros meses de gobierno de Cambiemos?

El mundo pyme está afectado en general.  En casi todos los sectores que componen nuestra agrupación política Gelbard, tenemos una baja de consumo en mostrador, y por consiguiente en fábrica, de alrededor del 25 % en unidades. Esto qué quiere decir?, que hace muchos meses que los empresarios de pequeñas y medianas empresas vienen tratando de contener a la gente para no generar despidos, pero ya está llegando un punto en que está costando realmente mantener el empleo. Fijate un dato: de los porcentajes de desempleo que dio el INDEC, nuestro sector es el que menos despidió. ¿Y esto qué quiere decir?, que está tratando de sostener la fuente de trabajo, porque costó formar al trabajador, porque tiene una relación directa con el empleado. El  52 % del mundo pyme son empresas con 10 personas.  Lo que vamos a tener de acá a unos meses si seguimos con esta caída, no son solo despidos, sino que también  van a cerrar muchas pymes.

DSC_0066
Aguilar es presidente de la Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero en Argentina (CIMA), dirigente de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) y de la agrupación Ber Gelbard.

 ¿En este sentido cómo influyeron los tarifazos?

Las subas de tarifas le pega a toda la industria, también es cierto que hay empresas grandes que lo pueden soportar de otra manera, pero igual les pega. Nosotros acabamos de presentar desde CGERA, que agrupa unas 10 mil empresas, un amparo donde planteamos la necesidad de que se llame urgente a las audiencias públicas porque el último fallo de la Corte Suprema deja afuera a las Pymes, que son las que generan el 80 % del empleo. No queremos judicializar la política, lo que estamos buscando es sentarnos en una mesa de diálogo con el Gobierno para ver de qué manera se piensa el nuevo cuadro tarifario, porque los aumentos no afectan igual a todos los sectores.  Hay que buscarle una salida política a un problema político, pero hoy por hoy no nos quedó otra opción que judicializar.

Decís que la solución debe ser política…

Definitivamente, la decisión de hacia dónde se va a orientar un país es política. Y si vos orientas un país hacía la industria, lo hacés para el lado de la inclusión. Nada incluye más y nada redistribuye más que la industria. Cuando se habla del campo…está muy bien que el campo prospere, pero lo que estoy planteando es que el campo no redistribuye como la industria, el campo no genera riqueza en los barrios, en esto de potenciar el mercado interno. Y no hay dudas que las señales políticas no apuntan a un país industrial sino más bien a un país de servicios. Lo que hay que entender es que si no “aguantamos” a la industria vamos a tener cada vez más exclusión social con las consecuencias sociales que esto genera.

“Si no “aguantamos” a la industria vamos a tener cada vez más exclusión social”

¿Qué opinas sobre lo que dicen algunos economistas, que ahora con las importaciones se favorece la competencia?

Es un mito total, dicen que ahora el empresario va a tener que ir puerta a puerta y demás. Acá se ha creado un mito de que el empresario pyme no invirtió, y eso es mentira. Solo el sector textil invirtió 5 mil millones de dólares en los últimos 12 años.

El empresario invirtió porque había un mercado y una política de Estado que lo llevó a apostar por eso. No es que invirtió porque hacía filantropía o porque le gustaba ver las maquinas ahí. Había un contexto que invitaba a invertir, había créditos, hoy la situación no es la misma y hoy sostener la fuente de trabajo cada vez cuesta más.

¿Crees que las pymes deberían hacer más política, organizarse más?

Tienen que salir a hacer política, tienen que dar el paso a la convicción y eso es ponerle el cuerpo a un determinado proyecto político, que genera las condiciones para el crecimiento industrial en la Argentina y para el crecimiento colectivo. Eso precisamente es la Agrupación Gelbard, o pretende ser. Si el empresario no se compromete políticamente con los proyectos que le han dado sustentabilidad, después van a venir los sectores más concentrados a barrer con todo eso. Porque es lógico: el empresario pyme necesita un Estado fuerte, presente, que lo acompañe; y las corporaciones necesitan confrontar con el Estado. En esa disputa el empresariado pyme nacional tiene que bancar el rol del Estado.

“El empresario pyme necesita un Estado fuerte, presente, que lo acompañe; y las corporaciones necesitan confrontar con el Estado”

¿Qué papel crees que esta desempañando hoy el movimiento sindical?

El sector sindical hoy no está a la altura de las circunstancias. Hace un año estaban discutiendo ganancias y hoy no están discutiendo desocupación. En este contexto no sé qué esperan para sentarse con el gobierno y decirles “señores esto no, el límite es el empleo”.  El sindicalismo debería estar reclamando por las importaciones, por la fuente de trabajo de las pymes; pero pareciera ser que muchos  están muy lejos de las pymes, cuando en realidad el 80 % de las fuentes de empleo afiliadas a sus sindicatos son empresas con menos de 10 personas. Ojo hay algunos gremios, como el de la marroquinería (sería injusto si no lo digo), que labura al lado de la gente.  Ahora el resto de las cúpulas sindicales no están a la altura de las necesidades del pueblo trabajador.

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Sobre el autor

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados