23 abril, 2021

Staff | Contacto

Informe | El Hospital de Morón, del vaciamiento a la vacunación

Informe | El Hospital de Morón, del vaciamiento a la vacunación

Durante los últimos dos años de la gestión macrista fue el símbolo del abandono de las políticas públicas. Profesionales, trabajadores y trabajadoras de la salud tuvieron que pedir donaciones para poder seguir atendiendo, debido a la falta de insumos. La recuperación del sistema sanitario local, que comenzó en diciembre de 2019, se encontró, a mediados de marzo de 2020 con una pandemia. Hoy es uno de los lugares donde se aplican las vacunas contra el Covid-19.

El Hospital Municipal de Morón fue noticia durante los últimos años por la falta de insumos y por la lucha que llevaron adelante sus trabajadores y profesionales para que no se consume el vaciamiento del nosocomio.

Ver también: Hospital de Morón en crisis: Asamblea pública y colecta de insumos

Ver también: Morón | Profesionales del Hospital Municipal presentaron un recurso de amparo por la falta de insumos

El Cactus fue a hablar con el director del Hospital, Jacobo Netel y también con las personas que hoy reciben la vacuna contra el coronavirus en ese mismo hospital.

Según Netel una de las cuestiones más arduas que hubo que resolver luego de los cuatro años de gobierno macrista fue la deuda que había con proveedores y la falta de insumos: “Arrancamos diciembre del 2019 con esta crisis que ya venía desde hacía dos años. Costó porque el Municipio tuvo que volver a refinanciar y cancelar deudas con todos los proveedores. Recién para febrero del 2020 se pudo empezar a recibir insumos en cantidades importantes, ahí dijimos ´bueno ya está, estamos resolviendo este problema, estamos trabajando bien´, y en mitad de marzo se nos viene encima la pandemia”.

Con la pandemia declarada y los primeros casos en el distrito, el Hospital Municipal tuvo que generar un nuevo espacio para la gestión de la crisis y desdoblarse para seguir dando asistencia a la población. Sobre este punto Netel subraya: “Hubo que reestructurar todo el Hospital, modificar procedimientos de atención, dividir las guardias -tuvimos que dividir al todo el personal para que se pudiera dividir a los pacientes, los que venían con patologías no Covid, por un lado y los que venían con síntomas compatibles con Covid, atenderlos en otro lugar-”.

Por otro lado, Netel resalta que todo esto se tuvo que llevar adelante con la mitad del hospital sin terminar: “esa fue otra de las cosas que heredamos, la mitad del hospital, que estaba en obra, quedó sin terminar, nos dejaron un baldío y ahí tuvimos que colocar una carpa sanitaria, un módulo para d a los pacientes con patologías respiratorias o Covid”.

La obra del Hospital Municipal

Contempla tres etapas, la primera se terminó en diciembre de 2014 y fue inaugurada por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Esa primera parte, que está en pleno funcionamiento desde su inauguración, incluye servicios de internación pediátrica, adultos, neonatología, terapia intensiva, obstétrico y centro quirúrgico; anatomía patológica; electromedicina; farmacia; lavadero y esterilización; mantenimiento; cocina; vestuarios de personal.

La segunda etapa y la tercera ya contaban con financiamiento y eran partidas que debían liberarse a medida que avanzaran las obras. Sin embargo, estas quedaron paralizadas desde el año 2015.

En esas dos fases se debía llevar adelante la nueva guardia pediátrica, los consultorios externos y un salón de conferencias, entre otros puntos del plan de obra.

Netel rescata la ventaja que significó contar con información de lo que venía pasando en Europa: “Eso nos permitió adelantarnos, organizarnos. Armamos un comité de crisis que estaba integrado por varios profesionales del Hospital que asesoraban a la dirección y se trabajaba en ese sentido. Por otro lado el Ministerio de Salud de la provincia y el Municipio trabajando para conseguir insumos.
Nunca nos faltó ni elementos de protección personal y por otro lado nos llegaron insumos básicos como respiradores, camas y monitores”.

Fue difícil cuando se comenzó a atender pacientes con Covid y cuando se empezó a llenar el Hospital. Si bien nunca tuvimos el 100% de ocupación, nunca tuvimos que decidir a quién poner un respirador y a quien no, siempre tuvimos la posibilidad de atender a todos de forma eficiente.

Trinchera VS desinformación

Desde un comienzo hubo quienes descreyeron del virus, de la pandemia y por ende de las medidas de cuidado. Pero con el correr del aislamiento, comenzó la utilización política de cierto malestar o cansancio social y eso se tradujo en campañas anti-cuarentena, anti- cuidados e incluso anti-vacunas, una vez que se supo las negociaciones que el Estado llevaba adelante para conseguir dosis.

Mientras tanto, en la primera línea y desde las trincheras se libraba una batalla contra el virus y también contra las consecuencias de esas campañas malintencionadas que apostaban al colapso.

“Obviamente nosotros siempre estuvimos tratando de generar esta información de la utilización del barbijo, el lavado de manos, la utilización de alcohol en gel y el distanciamiento social. Si, veíamos en los medios que había sectores que desconocían a la pandemia, que pensaban que esto era mentira. Fue una lucha difícil en ese sentido. Es difícil trabajar así, cuando la información que llega a las mayorías va en diferente sentido de lo que está pasando”, señaló el Director.

Llegó la vacuna

La llegada de la vacuna en sus distintas variantes es una dosis de esperanza para todos y todas, pero sobre todo para el personal de salud.

“A nosotros nos llegó, ya hace más de un mes la primera dosis de Sputnik V, pudimos vacunar personal de salud del municipio y mucho del Hospital. Hoy estamos con la segunda dosis de la Sputnik para todos los que se vacunaron y arrancamos con la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca”, cuenta Netel.

La verdad que es una tranquilidad para todo el personal y vemos que hay una decisión mayor de vacunarse. Si estamos vacunados podemos trabajar más tranquilos.

Hoy más del 80% del personal del Hospital ya está vacunado y se espera que la semana que viene este porcentaje llegue al 100%.

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados