03 diciembre, 2023

Staff | Contacto

#Entrevista | Fabián Nardozza: “El sueño es jugar en Primera con Morón, a eso vine”

#Entrevista | Fabián Nardozza: “El sueño es jugar en Primera con Morón, a eso vine”

El técnico del Deportivo Morón charló con El Cactus sobre el buen presente del equipo en la Primera Nacional a partir de su llegada. La identificación con el club, las particularidades de la categoría y el recuerdo de su etapa como jugador en el Viejo Urbano. “Hoy la gente se siente identificada con cada uno de los jugadores”, aseguró.

Por Luis “Cacha” Gambino y Franco Barrios |

FB: – ¿En qué momento se encuentra Morón? Asumiste en una situación complicada y hoy el presente indica que están peleando arriba.

FN: En todo inicio de ciclo, la mayoría de los entrenadores agarran los equipos cuando no están bien. Por suerte, a mi me tocó estar desde el primer día en un plantel predispuesto al trabajo, que quería crecer. En el día a día nos pusimos de acuerdo rápido y ese fue el primer impacto que sentí con los jugadores. Estaban abiertos a crecer y creyeron desde el primer día que llegamos. Lo que vino después es mérito del trabajo de los jugadores que quisieron salir de una situación incómoda y difícil. 

FB: – ¿Dónde detectas que estuvo ese cambio para levantar la campaña?

FN: Cuando las cosas no se dan lo importante es tener una idea, una forma y después plasmarla en la cancha. Y estos jugadores lo vienen demostrando, no por mí, sino por ellos que querían salir del fondo. Podés armar un plantel y decir ´este equipo está para pelear´, pero la realidad es que todo hay que hacerlo en la cancha. Hoy la gente se siente identificada con cada uno de los jugadores del equipo y es un poco lo que el entrenador tiene que hacer. Que cuando la gente llena el estadio, se vea reflejada en dentro del campo.

FB: – Un efecto contagio de adentro hacia afuera.

FN: Es lo mejor, por ahí antes el afuera no era lo mismo que el adentro y hoy cuando jugamos de local sentimos que la gente está con nosotros, que juega, que grita los goles, que se enoja cuando no salen las cosas bien, pero estamos todos juntos. Eso es lo importante.

LG: – ¿Para qué llegaste al Deportivo Morón?

FN: Llegué para cumplir un sueño que era dirigirlo y después el segundo sueño es jugar en Primera con Morón, a eso vine. Cuando dejé de jugar el objetivo era poder dirigir el club y poder pelear un torneo para dar el salto de jugar en Primera.

LG: – ¿Cómo se dieron las cosas con Morón para que pienses de esa forma?

FN: Fue el club que me hizo pasional, sentimos lo mismo. Cuando te brindas al máximo, la gente es incondicional, es un ida y vuelta que me pasó en otros clubes, pero acá lo sentí de adentro. Sentí que íbamos juntos, logramos un ascenso (NdeR: Nardozza ascendió como jugador de Morón a la B Nacional en la temporada 1989/1990) con un club que era tan sufrido, con tanta gente, con familias. Acá hay un montón de familias que su alegría es cuando gana Morón, que el club esté arriba.

LG: – Transitaste el Viejo Urbano como jugador y hoy dirigís Morón en el Nuevo Urbano. ¿Qué reflexión hacés?

FN: Creo que hoy mirar el Nuevo Urbano es decir crecimiento y evolución. Cuando fui al Viejo Urbano y pensaba que lo iban a sacar se me caían las lágrimas porque no lo entendía. Y hoy que veo este estadio y digo está bien, es el crecimiento, uno tiene que ir por más. Es lo que me propuse en mi vida, ir siempre para adelante, querer crecer.

FB: – Cuando decimos que la Primera Nacional es el torneo más difícil del país. ¿Crees que es realmente así, dónde se siente más esa dificultad? 

FN: Hay un montón de cosas en el fútbol que no es lo que se dice, pero nosotros que la vivimos de adentro sabemos cómo es. Vos cuando vas a jugar al interior jugas contra una provincia que quiere que te vaya mal, que te hace sentir que te va a ir mal, que te trata mal y eso lo empezás a vivir cuando estás adentro. Eso no se cuenta, pero pasa desde que bajás del micro hasta que te vas. Y si ganás ni te imaginás lo que pasa. Es un campeonato hostil cuando vas afuera cien por cien. Pero es lo lindo que tiene este deporte, que once tipos pueden hacer callar a todo un estadio. Entonces después escuchás que dicen ´no ganas de visitante´, y es muy difícil. 

FB: ¿Y cuando se invierten las localías?

FN: Creo que cuando los equipos del interior vienen a jugar acá, uno no les hace sentir eso. Es lo que a mí me parece. Eso lo hace distinto a este torneo, porque después son todos complicados, difíciles, duros. Cuando arrancan los torneos todos están para salir campeones, todos se arman para eso, pero en definitiva no importa la billetera, importa lo que uno lleva adentro y lo que quiere para su futuro.

FB: – Estás acostumbrado a pelear arriba como entrenador. ¿Hay una marca Nardozza que es garantía de eso?

FN: Mirá, antes de llegar la primera reunión que tuve con los dirigentes les dije ´lo único que te prometo es que los jugadores te van a dar un 50% más de lo que te dieron´. También prometí trabajo y honestidad. Creo que hasta ahora venimos bien, veo que Morón pelea el torneo y eso para mí ya es cumplir con aquella promesa. En realidad, no es una promesa, se dice lo que queremos hacer pero después el fútbol es muy cambiante. Por eso, cuando me preguntan si disfruto digo ni en pedo.

FB: – A pesar de que se te ve muy tranquilo.

FN: Sí, pero es porque el día del partido ves reflejado el trabajo de la semana. Sabés que estás dando el 100% y cuando lo das no te podés reprochar nada. Después obviamente se gana y se pierde, pero estoy tranquilo por lo que hacemos el día a día, aunque no disfruto porque mi compromiso va más allá de un partido. Mucho tiempo nos vimos cerca los puestos de descenso y eso te saca. A poco tiempo de eso, que me pregunten por qué Morón está peleando el campeonato es algo que me llena.

Me siento, como el Nuevo Urbano, cada día tenés que mejorar, cada día tenés que ir por más. Cuando era jugador, Vélez me dejó libre y fui a Merlo a la “C” y yo quería volver a jugar en Primera, mi sueño era jugar con Morón, y ahora mi sueño es dirigirlo, ojalá pueda desarrollarlo. 

FB: – ¿Hacen la cuenta de los puntos que necesitan de acá al final del torneo?

FN: La cuenta que hacemos es ir partido a partido y lo siento así. Cada partido es una final, no hay otro partido y vamos a dar lo mejor.

 

UN CINCO CAMPEÓN

Fabián Nardozza como jugador tuvo un paso trascendente en Deportivo Morón en donde disputó 187 partidos entre 1989 y 1996 con un intervalo entre 1991 (alcanzó a jugar un puñado de partidos ese año) y 1993 cuando fue transferido a San Lorenzo de Almagro. Un número cinco batallador que como futbolista conoció la gloria con el equipo del oeste. Los memoriosos lo recuerdan como un mediocampista de contención y oxígeno para el mediocampo

Fue arma gravitante en la obtención del título 1990. Esa campaña anotó dos goles, de un total de cuatro con la del Gallo, que aún se recuerdan. Uno ante Nueva Chicago, desde 35 metros y en el arco que daba a las vías del Sarmiento, un 4 de noviembre de 1989 que permitió cerrar un triunfo 2-0. Esa jornada, Morón le sacó el invicto a los de Mataderos y alcanzaba al Torito en la cima del torneo.

El 14 de abril de 1990 en el mismo arco anotó de zurda tras una larga corrida el segundo del 2-0 ante Defensores de Belgrano, en el partido definitorio que coronaría al Gallo. Aquel equipo del “Gato” Salvador Daniele en esa temporada 1989/90 registró 16 victorias, 12 empates y apenas 4 derrotas, además de 44 goles a favor y 27 en contra. Fue campeón con 44 puntos y ascendió por primera vez a la flamante Primera B Nacional.

**Nota publicada en El Cactus versión papel edición agosto 2023

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados