29 febrero, 2024

Staff | Contacto

Almirante perdió la final y quedó en las puertas del ascenso a primera

Almirante perdió la final y quedó en las puertas del ascenso a primera

El conjunto aurinegro perdió la final por el ascenso en los últimos cinco minutos del suplementario ante Independiente Rivadavia de Mendoza, que lo derrotó por 2 a 0. Deberá reponerse rápido porque tiene revancha en el reducido ante Ferro.

Esta tarde en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba se jugó la gran final de la Primera Nacional por un pasaje a la categoría máxima del fútbol argentino. Ante más de 40 mil personas la Fragata y la Lepra disputaron una final pareja, que en el final de los 120 minutos tuvo desenlace.

En primer tiempo, el equipo de La Matanza impuso condiciones, principalmente con el juego de Juan Manuel Vázquez, Mariano Santiago y Jonathan Zacaría por la banda izquierda. Ocasiones no faltaron como el desborde del mencionado Zacaría que no llegó a conectar Guzmán y los remates de media distancia de Marcos Enrique y Nazareno Bazán, que respondió bien el arquero Maxi Gaglardo.

La segunda etapa, en cambio levantó el equipo cuyano. Mucho más ambicioso Independiente, manejó la pelota, arrinconó a su rival y contó con oportunidades clarísimas como el mano a mano de Juan Elordi y el gol abajo del arco que erró Victorio Ramis en el minuto 87. Además, comenzó a notarse el desgaste de Almirante, superado también en la parte física.

Tras los 92 minutos de fútbol, el árbitro Nicolás Ramírez dio paso al alargue. En esa primera mitad, Almirante ya con Diego García en cancha, tuvo un poco más la pelota, en lo que fue un paréntesis al agobio de su rival. Sin embargo ya en los minutos finales del segundo tiempo extra llegaría la resolución, con un equipo aurinegro visiblemente cansado y sin respuestas físicas.

Fue en el minuto 115 la jugada fatal donde Alan Barrionuevo de buen partido no pudo despejar larga una pelota que fue a pelear contra la banda izquierda. Esa secuencia terminó con el centro preciso a la cabeza de Brian Sanchez que tras rebote del mono Martínez empujó a la red para sentenciar la final. El goleador se iría expulsado y a los dos minutos Victorio Ramis le puso la tapa al partido con una definición exquisita. En un partido que era de gol gana, los dirigidos por Berti los consiguieron cuando los penales eran casi un hecho.

Almirante luchó, batalló y jugó la final como debía con sus armas. Sucumbió ante un rival de mayor poderío y que en el balance hizo méritos para ganar. Párrafo aparte para la procesión de los más de 20.000 hinchas que partieron de Casanova en micros y autos y a una comunidad movilizada que colaboró con alimentos y provisiones para que el viaje sea ameno.

Se quedó en las puertas del ascenso Almirante, pero la realidad es que debe reponerse porque en cuartos de final del reducido lo espera Ferro, que eliminó a Agropecuario. Serán dos partidos, primero en Caballito y luego en territorio mirasol con ventaja deportiva.

Tal vez Darío Franco, discípulo de Marcelo Bielsa, haga propias las palabras del Loco en 2015 cuando dirigía el Olympique de Marcella: “acepten la injusticia, traguen el veneno, que todo se equilibra al final”.

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados