18 enero, 2021

Staff | Contacto

Insólito: Policías robaron a secuestradores la plata del rescate

Insólito: Policías robaron a secuestradores la plata del rescate

El hecho ocurrió en octubre del año pasado, en Villa Sarmiento. Incluso el accionar de los policías obligó a la familia de la víctima a pagar un segundo rescate.

Por pedido del fiscal a cargo de la Fiscalía Federal N°2 de Morón, Carlos Hernán García, el titular del Juzgado Federal N°1 de esa jurisdicción, Juan Pablo Salas, detuvo, indagó y procesó a los efectivos de la Policía bonaerense Julio Oscar González y Jonathan Ezequiel Cardozo, en orden al delito de robo con armas agravado por su condición de integrantes de una fuerza de seguridad. Asimismo, Salas dispuso que la detención de los uniformados se convierta en prisión preventiva y se les trabe embargo por la suma de $ 30.000.

Puntualmente, el fiscal los acusó de robarle a los secuestradores el dinero que minutos antes les habían pagado los familiares de un hombre que mantenían cautivo. Sin bien la Fiscalía no pudo probar que el oficial Cardozo o el capitán González estuvieran vinculados a la banda de secuestradores, García cuestionó que el accionar de los policías obligó a los familiares a pagar un segundo rescate, lo que hizo peligrar la vida del cautivo.

Cerca de la medianoche del 21 de octubre de 2015, un hombre llegaba a su casa en la localidad de Villa Sarmiento, a bordo de un Ford Focus, cuando fue interceptado por un Renault Clio del que descendió uno de los secuestradores armado que lo obligó a pasarse al asiento trasero de su auto. La víctima fue trasladada a una vivienda donde estuvo cautivo, al cuidado de dos personas y escuchó las voces de una mujer y una niña, a quienes no pudo ver por tener su cabeza tapada con una remera.

Los captores se comunicaron con el hermano de la víctima y le exigieron alhajas y cien mil pesos de rescate. Finalmente, se acordó que se entregarían $ 40.000 y joyas dentro de una bolsa negra en la estación de servicio ESSO ubicada en la intersección de las calles Olimpo y Camino de Cintura.

Tras efectuar el pago, el hermano de la víctima vio que un patrullero de la Policía Bonaerense se dirigía hacia los secuestradores, a quienes procedió a identificar. Tras ello, los captores se retiraron caminando por la calle Olimpo, con las manos vacías, mientras que la patrulla se alejó del lugar a gran velocidad, en sentido contrario.

En ese momento, el hermano de la víctima recibió un llamado de los secuestradores en el que lo increpaban por haber convocado a la policía y lo amenazaban con que recuperara el dinero o matarían a su hermano. El hombre juntó nuevamente el rescate y les indicó que la entrega se realizaría cerca de la Universidad de La Matanza, en la intersección de las calles Presidente Perón y Florencio Varela.

Una vez en el lugar, uno de los captores que había ido al primer punto de encuentro se volvió a acercar al vehículo y se ubicó en el asiento del acompañante. Tras recorrer 200 metros, el secuestrador lo increpó por haber ido con la policía la primera vez, le pegó un puñetazo en la cara y descendió del auto llevándose las llaves y el rescate. El hermano de la víctima se comunicó nuevamente con los captores, quienes confirmaron el pago y liberaron al hombre en las calles Tuyutí y Cañuelas, en Lomas de Zamora. El auto apareció horas después en Ingeniero Budge.

La investigación del secuestro quedó en la Fiscalía Federal N°2, a cargo del fiscal García. Si bien el sumario debió archivarse por no haberse identificado a los secuestradores, el representante del Ministerio Público Fiscal sí determinó que fueron Cardozo y González, quienes robaron el dinero del rescate a los secuestradores, una vez que les había sido pagado por los familiares de la víctima, obligados nuevamente a juntar más dinero y establecer un nuevo lugar de pago, lo que puso en peligro la vida de la víctima.

Por ello, el fiscal García instó la acción penal contra los efectivos y requirió al juez Salas su inmediata detención para ser indagados, aunque no se pudo establecer que los imputados estuvieran vinculados con los secuestradores.

Sobre la base de la investigación desarrollada por la Fiscalía a cargo de García, el juez Salas procesó a González y a Cardozo, como coautores del delito de robo con armas agravado por sus condiciones de miembros integrantes de una fuerza de seguridad policial. En ese sentido argumentó “que los imputados, en sus condiciones de integrantes de una fuerza de seguridad policial, uniformados y armados, con pleno conocimiento, al desapoderar a los captores del dinero que habían recibido como rescate, provocaron serios riesgos en la vida de la persona que se encontraba retenida y oculta”.

Asimismo, se dispuso que convertir la detención de Cardozo y González en prisión preventiva, al tiempo que se trabó embargo sobre sus bienes, hasta cubrir la suma de treinta mil pesos.

Fuente: 24CON

Sumate al cactus

Medio de comunicación autogestivo con noticias locales y de la región.

Artículos relacionados